Desde este martes se espera un cambio drástico del tiempo

Se producirá una bajada notable de las temperaturas acompañada de precipitaciones en forma de lluvia y nieve, y el jueves una nueva borrasca podría traer un ambiente inestable en el país

Después de una Semana Santa con estabilidad y temperaturas más altas de lo normal, en los próximos días se producirá un cambio radical del tiempo con la aparición de una sucesión de descuelgues de aire frío que causará una bajada de temperaturas y precipitaciones, incluso en forma de nieve. Así lo afirma Samuel Biener, experto de Meteored (tiempo.com).

Previsión de Samuel Biener, experto de Meteored

Ayer, lunes, el ambiente continuó suave, pese a que ha habido un descenso generalizado de las temperaturas diurnas, a excepción del interior de la Península. En Andalucía y el sur de Extremadura  este mediodía se mantuvieron los valores elevados. En las islas orientales de Canarias los registros llegaron a los 35 ºC en medianías e interior.

Después han comenzado los cambios con la llegada de una vaguada procedente del Atlántico. En la vertiente cantábrica, el viento rolará a norte y las precipitaciones caerán de manera generalizada, con nieve en cotas de 1200-1600 metros en la Cordillera Cantábrica. Durante la tarde del lunes aumentó la nubosidad en el Pirineo, centro e interior de la mitad este, con lluvias y tormentas de carácter irregular.

1
Acumulados de precipitación previstos a lo largo de la semana según el modelo de Meteored

El martes se esperan precipitaciones y una bajada de temperaturas

Hoy martes, la vaguada ganará extensión y se intensificará el flujo del norte-noreste en la mitad norte. Habrá una importante bajada de temperaturas en toda la Península y Canarias. Tanto es así, que los valores diurnos descenderán entre 6 y 12 ºC. Solo en la mitad oeste del archipiélago canario continuará haciendo calor; en el extremo sureste de la Península y Baleares los valores podrían subir ligeramente.

En la Península se esperan lluvias y tormentas, que serán localmente intensas en el centro, este y norte de la Península. La cota de nieve estará por debajo de los 1000 metros en puntos de montaña de la mitad septentrional. En Canarias el alisio soplará con fuerza.

El miércoles, la vaguada se desligará del chorro, creando una depresión en altura y formándose una borrasca en superficie sobre Baleares. La inestabilidad se desplazará de oeste a este con lluvias generalizadas en la Península y archipiélago balear, llegando a ser localmente intensas junto al Mediterráneo. En Canarias podría llover en puntos orientados al alisio.

Nevará con cierta intensidad en el Ibérico Norte, Sierra Nevada y las Béticas, además de las zonas más expuestas de la Cordillera Cantábrica, Pirineos y del Sistema Central. La cota de nieve estará rondará los 1000 metros en el norte y quedará entre 1700 y 1900 en el sur. Las temperaturas continuarán cayendo en todo el país. En el noroeste, durante las horas centrales del día, los valores estarán entre 5º y 10 ºC por debajo de lo normal.

Una nueva borrasca

El jueves la borrasca se moverá hacia el Mediterráneo, así las precipitaciones solo afectarán al tercio este peninsular y Baleares. Las lluvias serán intensas en Cataluña, archipiélago balear y en el sur del Golfo de Valencia. Las nevadas más destacadas se producirán en el Pirineo, con una cota de nieve que ascenderá rápido. Los valores se recuperarán y en Murcia podrían llegar a los 25 ºC.

Existe incertidumbre sobre la previsión para el fin de semana. Según el modelo de Meteored se creará un puente anticiclónico entre Groenlandia y Escandinavia, que ayudará a que las borrascas circulen más al sur. A partir del jueves, una de ellas podría descender cerca de la Península y provocar de nuevo un ambiente revuelto en gran parte del país.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*