El curso escolar arranca en Madrid con récord histórico de ayudas, hasta los 226 millones, y 609.000 beneficiarios

El vicepresidente, consejero de Educación y Universidades de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, comparece ante los medios tras las reuniones de la presidenta del Gobierno regional, Isabel Díaz Ayuso, con los portavoces parlamentarios del PP, Pedro Muñoz Abrines, y Vox, Rocío Monasterio

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha avanzado ayer que el curso escolar 2022/2023 arranca en septiembre con un récord histórico de becas y ayudas para las familias, incrementándolas un 68,4% las, hasta los 226 millones de euros (+91,89). Gracias a este importante esfuerzo presupuestario se suman 50.660 nuevos beneficiarios, alcanzando los 609.025, lo que supone un 9,1% más que en 2021/22.

“Somos conscientes de que las familias se enfrentan a un curso que va a ser muy complicado con un importante incremento en los precios y, por eso, hemos realizado esta apuesta, este fuerte impulso por la igualdad de oportunidades, que es uno de los pilares de nuestra política educativa junto con la calidad de la enseñanza y la libertad de elección”, ha indicado Díaz Ayuso en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

Así, las dirigidas a Bachillerato son las que experimentan una mayor subida, pasando de 7,39 millones de euros a los 43,4 actuales. Gracias a ello, los alumnos beneficiados aumentan de 2.860 a 15.130.

Para la convocatoria se establecieron dos cuantías diferenciadas según los ingresos. En primer lugar, las familias con una renta per cápita de hasta 10.000 euros recibirán 750 euros más por alumno, con 3.750 anuales, frente a los 3.000 actuales. Por otro lado, las que se encuentren entre 10.000 y 35.913 euros, la cifra asciende a 2.000. Los solicitantes en ningún caso podrán ser repetidores.

El 92,32% de las familias beneficiarias de estas becas tienen rentas per cápita inferiores a los 20.000 euros. Ese mismo porcentaje tiene una renta familiar media inferior a los 33.659 euros. Así, por ejemplo, en un hogar con dos progenitores, cada uno de ellos tendría un sueldo de 16.500 euros. El 85% de las solicitudes pertenece a alumnos que estudian Bachillerato en centros cuyas etapas obligatorias son concertadas.

En el caso de Formación Profesional de Grado Superior, el Gobierno madrileño dobla su cuantía, alcanzando 30,58 millones de euros. Gracias a ello, 11.813 escolares acceden a estas ayudas, un 54% más que el ejercicio anterior. Como novedad este curso, la Comunidad de Madrid ha creado las de Grado Medio, con 2,4 millones de presupuesto que permitirán a 1.102 personas optar a ellas.

En ambas modalidades, y también por primera vez, el Gobierno facilita estas ayudas a quienes estudian a distancia. El solicitante deberá ser menor de 35 años y no puede haber repetido el curso. Y también se prioriza a aquellos alumnos que disponen de menos recursos económicos.

Incremento en Educación Infantil y préstamo de libros

En Educación Infantil, la Comunidad de Madrid destina 50,6 millones de euros a las becas, con una subida de 18,2 millones respecto a 2021/22 y alrededor de 33.000 niños beneficiarios, 4.000 más que el año pasado. En función de las rentas, las cuantías serán de 133 y de 213 euros mensuales frente a los 100 y 160 actuales, lo que supondrá para las familias recibir 363 y 583 euros más, respectivamente.

Por su parte, el Programa gratuito Accede de préstamo de libros alcanza los 50 millones de euros, 10,7 más de lo ejecutado el curso anterior (+27,4%), con 440.000 estudiantes beneficiarios, esto es, 5.886 más (+1,4%). Esta iniciativa tiene como objetivo facilitar los libros de texto y material curricular a los alumnos de Educación Primaria, Educación Secundaria Obligatoria y Formación Profesional Básica, que cursen sus estudios en los centros docentes sostenidos con fondos públicos, incluyendo los de Educación Especial.

Precio reducido del menú escolar y segunda oportunidad

Por otro lado, el Gobierno autonómica ha reforzado sus ayudas para el comedor escolar, cuya inversión pasa de 28,95 millones del año anterior a los 32,3 de este (+11,5%) para aumentar el número de alumnos en 21.222 (+26,9%) y llegar a los 100.000. Esta medida permite que aquellas familias que cumplen con una serie de requisitos socioeconómicos obtienen una reducción del precio establecido o, incluso, la exención total en el caso de los colectivos en situación de mayor vulnerabilidad.

Además, las becas de Segunda Oportunidad –destinadas a los alumnos que abandonaron los estudios para entrar en el mercado laboral- crecen en 5 millones de euros (+50%), y pasan de 10 a 15 millones de euros, con 6.080 receptores, en lugar de los 4.040 del año académico anterior.

La Comunidad de Madrid mantiene asimismo las ayudas individualizadas de 350.000 euros para el transporte de aquellos estudiantes de zonas rurales que no disponen de un centro educativo público en su municipio de residencia adecuado a su nivel de estudios, alrededor de 900.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*