¡¿España ha perdido un Nobel!?

Javier Marías / Foto: Wikipedia

Javier Marías Franco (Madrid, 1951-2022) ha fallecido de consecuencias del Covid, el potencial Nobel Literario español y en español se ha dormido en el tiempo. 

Javier Marías, hijo del filósofo y pensador Julián Marías, a su vez, discípulo del maestro Ortega. Diríamos que la sangre de la cultura y de la observación y del pensamiento corre/ía y recorre/ía los ojos de este autor. 

Análisis

No voy a redactar un panegírico al uso y costumbre, ya en Internet lo suple, y, ya estos días, saldrán, espero decenas o cientos de notas y artículos. Hasta dónde conozco fue traducido a cuarenta idiomas. Solo esta cifra, es suficiente, para apreciar el valor y la valoración positiva, que dispuso en este lugar, llamado Tierra

Pienso honestamente, que Javier Marías era un candidato posible y real, a ser considerado Nobel, ya es hora que esa campana vuelva a sonar en esta Península Ibérica. Apenas disponemos de Nóbeles en ciencias, -realidad que habría que planteársela y replanteársela, el porqué y el por qué y el cómo y el cuánto…-. 

Pero sí, si nos merecemos en el terreno de la ficción y de la imaginación y de la creatividad humanística, que nos otorguen el Nobel, los varios Nobel, en Filosofía con el Nietzsche que se lo otorgaron hace unos años, al maestro difunto Trías, al Leonardo Da Vinci de las Artes Plásticas, que deberían recoger algunas manos de la Piel de Toro o Celtiberia, y el Nobel Literario, en el que, en los cenáculos de la cultura, regionales y provinciales y de la Corte y Villa se indicaba que Javier Marías era candidato, podría serlo, lo merecía y que, tenía muchas posibilidades que se lo otorgasen… ¡Pero la campana del tránsito ha tocado, le ha tocado su corazón, la neumonía bilateral, para los que piensan que la epidemia, es ya un tema resuelto y resolucionado, y, solo está revuelto…! 

Opino y pienso y repienso que uno de los males de las artes y artistas de este lagar-viñar-lugar, sea en literatura y artes plásticas, es que desde el Siglo de Oro, lo he indicado ya algunas veces, las luchas y espadas y navajas entre los grandes autores, es y ha sido una realidad, siglo tras siglo. No sé, si la explicación es que los llamados son muchos y los escogidos pocos. Que hay demasiadas plumas y pinceles, pero poco mercado y poco consumo. Quizás, sea por ese antagonismo de escuelas culturales existentes, pero también de academias ideológicas… Sea por mil razones, me parece un espectáculo negativo y pernicioso

No digo que no existan y deban existir, diferencias estéticas y teóricas e ideológicas entre las personas que realizan teatro o cine o literatura o filosofía o poesía o gastronomía… pero pienso, que la Naturaleza nos presenta el gran ejemplo. En la Naturaleza, se han catalogado, dicen, dos millones de especies diversas y diferentes. Se dice, que podrían existir entre diez o veinte millones más, que todavía no conocemos, ni siquiera, que estén catalogadas. 

Y, si nos fijamos bien, es cierto, que en la Naturaleza existe una lucha feroz por la vivencia y la supervivencia entre especies, entre individuos de distintas especies, entre individuos de la misma especie. La realidad es que pueden vivir y existir, en sus nichos ecológicos y naturales, todas las especies, con todos los movimientos y luchas y dialécticas

Opino que nosotros al ser humanos, no solo somos animales, sino animales racionales, como nos diría, el viejo maestro Aristóteles, o animales racionales con alma-espíritu inmortal, como nos diría la tradición desde Agustín de Hipona, pasando por Tomás de Aquino, y, otros cientos de pensadores. Nosotros, tenemos el deber y el derecho de la animalidad, no matarla, porque somos animales, pero si elevarla, si racionalizarla, si inteligenciarla, si autogestionarla con principios morales y éticos, correctos y adecuados y de sentido común y bondadosos… 

Pienso que la intelectualidad y la masa creativa de nuestra sociedad, debe dar un ejemplo de convivencia y tolerancia y mutuo acuerdo y paz y sentido común. No tienen que estar todos los individuos de acuerdo en todo, pueden estarlo en nada o en casi nada. Pero deben mostrarse en sus dialécticas y pendencias y dependencias ideológicas con sumo respeto. Porque el pueblo, al que pertenezco, si percibe las luchas de los grandes, de los que tienen que dar ejemplo, pues se copia y se mimetiza… Y, nuestra sociedad necesita paz y paz y paz… 

Consecuencias 

A Javier Marías, pienso y espero y deseo que haya llegado al Reino de la Redonda, la eterna, -en el Buen Lado de la Eternidad-. A, Javier Marías, mi modesto homenaje. A Javier Marías, invito a las fuerzas vivas de este lugar que se cree una Fundación de las Letras, en la Corte y Villa, dónde se instalen los archivos y los documentos de docenas de escritores, entre otros de Javier Marías, de esta segunda mitad del siglo veinte, que han respirado los aires de Madrid o los aires de provincias. 

Pienso que la Literatura se merece un gran museo o Fundación en Madrid, donde puedan estar todos y todas, todos los que no tienen su Museo o su Fundación independiente y autónoma, a semejanza, como casi todos los del 27 ya la tienen… ¡Paz y paz y paz…! 


Jesús Millán Muñozhttp://twitter.com/jmmcaminero  © jmm caminero (14 septiembre 2022 cr). 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*