Gran participación de los vecinos en la ofrenda de velas a la Virgen de la Consolación con la que finalizaron las fiestas

La programación taurina que contó con encierros, concurso de recortes, novillada picada, corrida de rejones y la corrida de toros a cargo de tres grandes figuras, llenó la plaza de toros de aficionados

Miles de vecinos participaron este sábado en la ofrenda de velas a la Virgen de la Consolación, acto con el que finalizaron las fiestas patronales, y que organiza la peña El Albero. Tras la traca de fin de fiestas, ofrecida por el Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón, los participantes acudieron hasta la iglesia de la Asunción de Nuestra Señora para dejar sus velas a los pies de la imagen de la Virgen de la Consolación, que está situada en un lateral de capilla.

También el sábado por la tarde, cientos de aficionados acudieron a la gran corrida de toros que contó con seis toros de Castillejo de Huebra y el arte de los maestros Fernando Robleño, Sergio Serrano y Alejandro Marcos. La programación taurina, que contó con encierros, concurso de recortes, novillada picada, corrida de rejones y la corrida de toros, llenó el recorrido del encierro y la plaza de toros de aficionados.

La alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha mostrado su satisfacción porque “estas fiestas hayan contado con un alto número de participación por parte de vecinos y visitantes y sobre todo hayan discurrido sin incidentes, lo que pone de manifiesto que el dispositivo de seguridad ha dado buenos resultados”.

Pozuelo de Alarcón finalizó el sábado sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Consolación, que comenzaron el día 3 de septiembre, sin incidentes. Miles de vecinos y visitantes pudieron disfrutar de casi un centenar de actividades diseñadas para todos los públicos con seguridad, gracias al Plan de Seguridad que el Ayuntamiento puso en marcha, que funcionó a la perfección y volvió a poner de manifiesto por qué la ciudad es una de las más seguras de España.

Este dispositivo especial de seguridad incluyó, entre otros, el refuerzo policial con más de 200 efectivos de Policía Municipal en las calles, que trabajaron en coordinación con los agentes de la Policía Nacional. Se instaron cámaras de videovigilancia autorizada y focos de iluminación adicional en la zona ferial; se montó, en la entrada del recinto, el centro de control operativo con presencia de policía, protección civil y ambulancias del SEAPA y se instaló un hospital para emergencias. Además, se situaron en la entrada al recinto ferial perros policía.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*