“Niños/as/es y sexo”

¿La pregunta es hemos matado/asesinado una mínima lógica y racionalidad intelectual y moral y psicológico moral en el mundo, en Occidente, Europa, España…?

Leo la noticia y la vuelvo a releer, noticia y comentario, y no sé si es una falsa noticia, una falsa interpretación, una mala grabación audiovisual, no sé si se ha sacado del contexto dicha frase o dicho enunciado, que supuesta/hipotéticamente indicó hace unos días, una mujer/ministra del gobierno de mi sociedad/país/Estado/cultura, pero me es imposible entenderlo/comprenderlo…

Rara y singular y excepcionalmente comento noticias del presente, aún más excepcionalmente que afecte a personas de carne y sangre y huesos y que respire hoy. Porque pienso y opino, que quizás, todas las informaciones estén muy sesgadas, mal recogidas o mal interpretadas. Y, opino, claro está, que a todo el mundo hay que darle un grado suficiente y mínimo de racionalidad y moralidad y sentido común y prudencia y empatía hacia otros seres humanos…

Pero claro esto, supera mi inteligencia y mi sentido común y mi concepción del mundo, siempre siendo tolerante con multitud de respuestas y opiniones posibles. Por lo cual, voy a comentar una noticia/crónica/comentario, que doy por hecho que será errónea o falsa, que será una fake news. Pero debo indicarlo de antemano, con respeto a todas las personas que entran en este juego…

En la Agencia de Noticias AciPrensa, con fecha del 14 de noviembre del 2022, el analista/articulista/cronista Nicolás de Cárdenas, titula Ministra feminista de España reitera que los menores pueden tener sexo con quien quieran… ¡Qué decir tiene, que para mí, será una de esas falsas interpretaciones, como ahora tenemos el lío de que si el misil venía de un lugar o venía de otro, y que ha caído en Polonia…! ¿Supongo que se reducirá la edad legal de la sexualidad, cosa que si mi memoria no me falla, se ha reducido con esta dos veces, en los últimos lustros…?

Por eso, pienso que esto será un malentendido, sin maldad realizado por la vorágine y el laberinto de cientos de miles de noticias que llegan todos los días a las agencias de noticias del mundo… Algo parecido a que el sujeto A le indica al B, he visto en mi sala a una hormiga con dos cabezas, y, el B indica al C, se dice que en el pueblo equis, se ha visto un gato con dos cabezas, y, al final, en letras de oro y de imprenta, en primera página, el gran titular: Han encontrado un elefante de dos cabezas en el comedor de una casa en Nepal…

Esto me recuerda, algo que leí, hace unos meses, que tampoco sé si es verdad. Y, no sé como comprobarlo, que en los Países Bajos, a mediados del siglo pasado, hubo un movimiento de “defensa del sexo con niños/as”. No puedo entenderlo, ni comprenderlo, me parece, no ya una miseria, sino una tragedia y se salta todos los derechos humanos. Dicen que formaron dicho movimiento, un partido político, y que llegó a tener, dos o tres diputados o senadores o congresistas en su sociedad o país. Cosa que me es imposible entender, que haya sucedido, con lo que pienso pueda ser una mala información que se ha vertido en el mar de los mass media…

Se dice que entre la decena de nuevos “hábitos, costumbres, aptitudes sexuales”, que existen movimientos que quieren imponer, una estaría que se fuese abriendo esta posibilidad. Hace unos días, leí los nombres de algunas de esas nuevas concepciones, que quieren se vayan imponiendo, siguiendo, siempre el mismo esquema. Primero, se plantea el nombre, el nombre es esencial. Después, a continuación se explica en qué consiste. En tercer lugar, se plantea como un derecho de la persona, y, por tanto, casi como un derecho humano. Y, cuarto se va extendiendo por las redes culturales y de comunicación, primero de forma limitada, después, se va amplificando. Y, al final, al cabo de una generación o dos o tres, se plantea ya antes algunos Órganos Legislativos de países más, supuestamente, más progresistas….

Esta es la lógica y la metodología que se está utilizando, desde hace un siglo, para ir imponiendo cambios en las estructuras sociales, colectivos, grupos, entidades sociales y, al final, educativas y legislativas –pero no con solo la sexualidad, sino con docenas de aspectos de la sensibilidad y la psicología y la antropología y la cultura humana, desde luego, también con lo psicomoral-. Y, en medio, el hombre/mujer medio normal, no entiende y no comprende el mundo, se queda en su sillón, no sabiendo que pensar…

Dirán, ante esta cuestión, un artículo solo permite ochocientas palabras, que esto entra en los derechos humanos, en la libertad interior, en la propia sexualidad, y, mil otras razones. Yo, modestamente, siempre he pensado que Nabokov, con su Lolita, hizo un enorme mal a la humanidad. Puede que él no tuviese responsabilidad ninguna en su novela. Pero se dice, que fue capaz de vivir en un buen hotel, durante toda su vida y existencia y su familia, solo con las regalías de su novela Lolita. Por eso, siempre he pensado, que existen potencialmente, mucho público, que estaría dispuesto a aceptar esta aberración humana, antropológica, sexual, psicológica, social, que puede y tiene enormes consecuencias para potencialmente, millones de niños y niñas…

Entiendo que los que gestionan el mundo, ahora esta semana, se ha llegado a ocho mil millones de personas, tengan que inventar cualquier cosa para ralentizar la población mundial. Y, es evidente que están utilizando la sexualidad y sensualidad, como gran ariete para ese fin. Pero pienso que deberían buscar otros modos, morales y psicológicamente buenos,  para conseguir ese fin.

Entiendo y comprendo, que existan fuerzas sociopolíticas, que tengan que presentar, supuestamente, nuevos derechos y nuevas normas, que puedan ser admitidas por una parte de la población, para así, seguir teniendo una enorme/suficiente presencia social y política y parlamentaria…

Entiendo y comprendo que cada uno tiene que comerse sus habichuelas, y, entonces, tenga que intentar tener una presencia pública, y, por consecuencia pueda refrendar y ser votado a las alturas más altas del poder político, y, para eso hay que plantear cualquier cosa, porque quizás, nadie quiera volver a ser auxiliar en un hospital, ni ser vendedor de tienda en un hipermercado, ni ser vendedor de seguros…

Entiendo y comprendo, muchas cosas, muchas razones, muchos motivos, muchas heridas y traumas, que cada sujeto humano pueda llevar… Puedo entender y comprender eso y mucho más cosas…

Pero no puedo entender y comprender, que alguien, por esas razones o por otras mil, sea capaz de intentar legislar, predicar, aprobar, exigir, que, en este caso, los niños/as/es no se les defienda de la maldad y la lujuria y de la depravación sexual de otras personas, sean niños también, por inconsciencia o por no autocontrol, o sea, aún peor por los mayores…

Según Save Children, un millón de niños y niñas son victimas de la trata con fines de explotación sexual en el mundo. Dos de cada tres son niñas…

¡Por favor, no hagamos de una aberración conductual, antropológica, sexual, social, humana, moral, no lo convirtamos en una puerta legal… no abramos una ventana a que dicha posibilidad se pueda dar, dar más fácilmente…! ¡Por favor…! ¡Si algo hay sagrado en el mundo, son los niños y las niñas…, si algo hay sagrado en este planeta son las niñas y los niños…! ¡Por favor…! ¡Todo dicho con sumo respeto a todas las partes, y, admitiendo que es una noticia falsa o un caso imaginario no real, y este artículo no se refiere a ninguna persona real…!


Jesús Millán Muñoz – http://articulosperiodisticosjmm.blogspot.com.es  © jmm caminero (16-23 nov. 2022 cr)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*