Mantener una rutina de hidratación saludable, clave para un estado de salud óptimo durante el verano

El agua que ingerimos diariamente, además de actuar como hidratante y transportador de nutrientes y otras sustancias en el organismo, influye positivamente sobre nuestra salud. Con el objetivo de conocer cómo el consumo habitual de agua mineral carbónica Vichy Catalán puede contribuir a una mejora del bienestar de las personas, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha realizado el ensayo clínico ‘Efectos del consumo de agua mineral natural carbónica Vichy Catalan’, que revela las propiedades mineromedicinales del consumo diario de este tipo de agua.

Los resultados de la investigación, presentados hoy en el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid por la Dra. María Pilar Vaquero, Investigadora Científica del CSIC y autora del estudio, reconocen que el consumo habitual de agua mineral carbónica Vichy Catalán contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades metabólicas crónicas como diabetes, obesidad, osteoporosis o hipertensión. Esta protección se debe al efecto moderamente alcalinizante de Vichy Catalan, que ayuda a mantener un equilibrio ácido-base en el organismo.

Tal como apunta la doctora María Pilar Vaquero, “los efectos de esta agua se hacen patentes a los pocos minutos de su consumo, al activar de forma inminente las moléculas presentes en el proceso digestivo. Además, completa la doctora Vaquero “su consumo habitual favorece que esta mejora se mantenga durante las cuatro y ocho semanas posteriores, aconsejando así su ingesta frecuente unida a una ritmo de vida y alimentación saludable”.

Asimismo, el estudio demuestra que la ingesta habitual de agua mineral natural carbónica de mineralización fuerte Vichy Catalán contribuye a la mejora de los lípidos y la reducción de los niveles de glucosa, además de agilizar el proceso de filtrado de los riñones por su alto contenido en sódio.

Por otra parte, el equipo de investigación del CSIC ha corrobaorado los beneficios del agua Vichy Catalán en la reducción del riesgo cardiovascular en adultos sanos. En este sentido, el ensayo clínico demuestra que esta agua no eleva la presión arterial, desmintiendo así la falsa creencia de que las aguas carbonatadas no resultan recomendables para las personas con hipertensión.

Este ensayo clínico resulta uno de los más avanzados de este tipo que se han realizado hasta la fecha, gracias a su metodología reconocida a nivel internacional. De este modo, a lo largo de los tres años que ha durado la investigación, los más de sesenta voluntarios participantes se han sometido a periodos largos de consumo de agua Vichy Catalán frente a periodos de ingesta de agua mineral controlada, mientras se les practicaban diversas mediciones como control de peso corporal, alimentación y presión arterial, así como un seguimiento de diversos marcadores metabólicos en sangre y orina.

“Los resultados de este nuevo ensayo clínico reflejan, una vez más, el compromiso de Vichy Catalán con la salud y el bienestar de las personas, así como nuestra fuerte apuesta por la investigación e innovación, de cara a ofrecer productos beneficiosos para la salud, como la producción de bebidas no azucaradas” ha concluido Alberto Cabadas, Director de Desarrollo de Producto de Vichy Catalán.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*