‘Goles fantasma’ y otras anécdotas en torno a las redes de las porterías

Jugadores del Atlético de Madrid tirando a puerta durante un entrenamiento

Si echamos una ojeada a la prensa deportiva en torno a las múltiples anécdotas que se suceden en el mundo del fútbol, descubriremos que entre las más curiosas figuran algunas relacionadas con las redes de las porterías, en buena parte por encontrarse las mismas rotas o en mal estado, incluso en partidos de máximo nivel, como el disputado por ejemplo en octubre de 2013 en la Bundesliga alemana entre el Bayer Leverkusen y el Hoffenheim, en el que el árbitro del encuentro dio como gol un remate de cabeza de Stefan Kiessling que acabó dentro de la portería tras entrar el balón en su interior por un lateral externo de la red debido a que en ésta había un agujero. Algo insólito en un partido de este nivel, en el que los colegiados están obligados a revisar concienzudamente las redes antes del inicio del lance.

El caso es que ese ‘gol’ le sirvió al Leverkusen para imponerse por 2-1 y colocarse en la tabla clasificatoria entonces como líder provisional de la Liga alemana.

Otro gol de similares características, aunque en esta oportunidad el remate no fue de cabeza sino mediante golpeo raso del madrilista Michel con su pierna buena, se produjo en una final de Copa juvenil en 1981 entre el Athletic de Bilbao y el Real Madrid, tanto éste que no debió subir al marcador pero que encarriló el partido para los blancos. En este caso lo más increíble fue que el árbitro, Miguel Pérez, nunca reconoció que se había equivocado y que la red estaba rota, pese a estarlo realmente, sino que acusó a los rojiblancos de haberla roto a propósito a posteriori de producirse la ‘diana’.

La rareza de estas situaciones es que no solo se producen en competiciones de tercera categoría o regionales, donde los recursos económicos suelen brillar por su ausencia y unas malas condiciones de una red parecen más comprensibles, sino en torneos de máximo nivel, en los que se debe cumplir a rajatabla con estándares oficiales en lo que se refiere a los materiales utilizados. Así, en lo que respecta a las redes deben unirse en su fabricación alta calidad, resistencia, flexibilidad y gran durabilidad, tal y como nos lo explican desde RedesDeportivas.es, fabricante de redes de porterías de fútbol, las cuales son sometidas durante su proceso de creación a pruebas de peso, resistencia y envejecimiento para que reúnan las garantías exigidas.

Claro que, a veces, resulta poco menos que imposible que las redes resistan ante el poderío físico y la fuerza de algunos futbolistas, como lo evidenció en el fútbol colombiano un lanzamiento de penalty de Harold Preciado, del Deportivo Cali, que dejó  rotas las redes de la portería del equipo contrario, el Cortuluá . ¿Potencia física o redes en mal estado? Cada uno que saque sus propias conclusiones.

Sin embargo, quien no dejó lugar a dudas de la tremenda fuerza que tiene es este delantero brasileño del Zenith ruso,  Givanildo Vieira de Souza, conocido deportivamente como Hulk, quien con un imponente chut provocó que su portero, al tratar de blocar el balón, atravesase las redes del fondo de la portería… tras romperlas con su cuerpo como consecuencia de la descomunal potencia del disparo. Por algo a este futbolista le llaman como le llaman, aunque hay quien dice que la escena no es sino un montaje de video. Una vez más, que cada cual juzgue por sí mismo.

Por cierto, ¿sabíais que en esta temporada 2016-2017 las redes de las porterías del Estadio Vicente Calderón, campo oficial de juego del Atlético de Madrid, ya no son ni serán rojiblancas, como lo han sido en los últimos años -asociado el hecho a un “efecto talismán”- sino enteramente blancas?

Así lo ha impuesto la normativa audiovisual relativa a los derechos televisivos, que ha unificado reglas y protocolos para las retransmisiones de los partidos de La Liga española. Y es que al parecer los goles se visualizan mejor en redes de color blanco. Confiamos en que los seguidores rojiblancos no sean supersticiosos, ya que los últimos éxitos del  primer equipo se han producido con las mallas de los arcos luciendo los colores del club. ¿Mera anécdota?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*