BBVA Research: “La economía madrileña crecerá un 3,7% en 2016 y un 2,7% en 2017”

Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research

BBVA Research mejora sus expectativas de crecimiento para la Comunidad de Madrid hasta el 3,7%, dos décimas por encima de lo esperado hace tres meses. Mantiene la previsión de desaceleración para 2017, estimando un crecimiento del 2,7%, algo más intenso de lo esperado. Destaca que el principal motor del crecimiento es el consumo, apoyado en 2016 por unas políticas monetaria y fiscal relativamente laxas cuyo impulso se debilitará en 2017. Asimismo, prevé una creación de cerca de 87 mil empleos y que la tasa de paro se sitúe por debajo del 14,5% al final del bienio.

El informe Situación Madrid señala que el avance del crecimiento para este año está justificado por la progresiva recuperación de la demanda interna y, en menor medida, por la política fiscal expansiva y el buen comportamiento del sector turístico. Respecto a la demanda externa, las exportaciones de bienes han descendido y las importaciones han crecido en los trimestres centrales de 2016.

En 2017 Madrid seguirá creciendo por encima de la media, aunque experimentará una mayor desaceleración que el conjunto de España, debido, en parte, a que el efecto positivo de la política monetaria o los bajos precios del petróleo irá moderándose en los próximos meses. Además, el impacto del brexit en la economía madrileña se estima inferior a la media española, por tener menor relación directa con Reino Unido que otras regiones españolas. Por otro lado, el informe admite que es posible la consecución de los objetivos de déficit autonómico para la Comunidad de Madrid, tanto en 2016 como en 2017, si se mantiene un control estricto del gasto y se cumplen las expectativas de ingresos.

Riesgos en la economía de la región

Para el conjunto de España, las medidas necesarias para mejorar el desequilibrio estructural en las cuentas públicas y cumplir con los objetivos de déficit del año que viene significarán alrededor de un 0,5% del PIB, lo que tendrá un impacto negativo en la demanda interna de 2017. Además, la incertidumbre sobre política económica sigue siendo elevada, favoreciendo que exista una menor confianza en la evolución de la economía. Esta puede retrasar proyectos de inversión o decisiones de compra de bienes duraderos. Todo ello limitará la contribución del sector público a la demanda final de la región.

La demanda interna y el turismo, motores del crecimiento

En la Comunidad de Madrid, la demanda interna continúa siendo el principal soporte de la mejora de la actividad en el horizonte de previsión. Las ventas minoristas y las importaciones de bienes de consumo muestran un comportamiento más dinámico que en el conjunto de España, aunque las matriculaciones y el Indicador de Actividad en el Sector Servicios crecen por debajo. Además, el mantenimiento de unos tipos de interés históricamente bajos y la mejora en la renta disponible de las familias impulsan el gasto doméstico.

El sector turístico madrileño también sigue creciendo en 2016, tras registrar cifras récord el año anterior, tanto en número de viajeros nacionales como extranjeros. La reducción de los costes de transporte derivada de la caída de los precios del petróleo, la progresiva recuperación de la demanda interna española o el ajuste en los precios hoteleros, mayor que en el promedio nacional, han apoyado dicho crecimiento.

El mercado inmobiliario madrileño lidera la recuperación del sector

Entre enero y junio las viviendas vendidas ascendieron a 32.320 unidades (un 16,7% más que hace un año). Este aumento de las ventas está favoreciendo el crecimiento de los precios a tasas superiores a la media nacional y la evolución positiva de la construcción, situando a Madrid como una de las regiones donde más se incrementa la iniciación de viviendas.

Se crearán 87 mil empleos hasta el final de 2017, pero aún no se alcanzará el nivel previo a la crisis

El servicio de estudios de BBVA apunta a que en el último trimestre del año podría haber una aceleración en la afiliación a la Seguridad Social. Por sectores, destaca el incremento en las actividades profesionales, así como en comunicaciones, finanzas e inmobiliario. Por su parte, la proporción de temporales sobre el total de empleados aumenta ligeramente, pero es más de 8 p.p. menor que en España.

Retos económicos de la Comunidad de Madrid

La reducción de la tasa de paro y el desempleo de larga duración, el aumento de la productividad media del trabajo, la inversión en I+D y la tasa de actividad, la adopción de las tecnologías digitales así como la mejora del capital humano son algunos de los principales retos a los que se enfrenta la economía de la Comunidad de Madrid para converger a las regiones líderes en Europa.

También debe recuperarse la aportación del sector exterior, tanto en bienes como en servicios, para lo cual el ámbito empresarial es clave. Por último, la administración pública debe modernizar el sistema de financiación autonómica, de modo que busque su sostenibilidad y una mejora de la corresponsabilidad fiscal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*