De la tradición a la diversión, intenso fin de semana festivo en Valdemorillo

El brillante estallido de la colección de fuegos artificiales lanzada a cielo local una vez más desde el paraje de Las Gateras fue el mejor prólogo a un San Blas donde no faltó la procesión, el gran aperitivo a pie de ruedo, ni el concurso de rondón, tres ‘clásicos’ cada 3 de febrero

El emocionante estallido de luz y color de los fuegos artificiales, llevando la fiesta al propio cielo de Valdemorillo puso el punto y seguido a la celebración de las Fiestas una vez pregonadas. Lanzados nuevamente desde el paraje de las Gateras, para disfrute del público que se fue congregando en los alrededores de la Plaza de Toros y para aquellos que incluso los siguieron a mayor distancia, ‘estallaron’ en rotundos verdes, blancos, rojos, un abanico de colores, tan fugaces como espectaculares. Y al hacerlo marcaron el prólogo de lo mucho que estaba por llegar en un intenso fin de semana que Valdemorillo ha vivido, literalmente gran variedad de eventos y tantas otras propuestas incluidas en un programación pensada para divertir a todos

De ahí que precisamente el día del santo patrón, el viernes 3 de febrero, parte de ese programa brindara los tres clásicos de esta jornada, festiva a todos los efectos en el municipio. La misa y procesión con San Blas sobre las andas, previo recorrido de los madrugadores gigantes y cabezudos. Un primer instante para anunciar el bullicio, que alternó con la solemnidad del oficio religioso celebrado en esta ocasión por el cardenal Rouco Varela, acompañado en el altar por notable representación sacerdotal. En cuanto a la procesión, y como manda la costumbre, se realizó horas después, ya por la tarde, reuniendo a su paso a autoridades y vecinos para recorrer el centro urbano con la talla que abandona así por unos momentos la iglesia parroquial para ser saludada por la población entre compases de banda.

Ya en la plaza de toros, el albero de La Candelaria se llenó de asistentes para degustar el siempre buen aperitivo que se sirve por cortesía municipal y que entraña uno de los grandes momentos de encuentro de gentes de todas las edades. Una vez puesto el mejor sabor a la Fiesta,  el relevo fue para la vistosidad, con otro de los instantes esperados por este San Blas que en Valdemorillo hace cierto “el que las Fiestas disfrutarás”. El concurso de rondón, que  este año ha tenido como ganadores a Isaac Villena y Minerva Mateo, que bailaron con el dorsal 5. Con ellos, ya también con el resto de premiados se mantienen estos pasos que son también pura tradición. Y es que como segunda clasificada, se contó con la pareja del dorsal 8, formada por Nieves Morales y Rubén Antón. Terceras quedaron Alicia Bravo y Paloma Aguilar, haciendo volar falda y buen rondón. No faltaron así los trofeos, entregados por la Alcaldesa, Gema González la Concejal de Educación y Cultura, Encarnación Robles, y la portavoz de C’S, Eva Ruiz. E incluso hubo diploma para el jurado y para las profesoras que colaboraron este pasado mese de enero con las clases de rondón impartidas en la Giralt Laporta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*