Decenas de vecinos acompañan en Valdemorillo a la Virgen de la Esperanza en su traslado al casco urbano

La tradición se cumplió un año más, y como todo último domingo de abril decenas de personas, entre las que también marcharon como un vecino más la Alcaldesa y Concejales, compartieron camino en el traslado de la Virgen de la Esperanza, desde la Ermita de Valmayor hasta pleno casco urbano. Y es que Valdemorillo fue fiel a la costumbre este pasado día 30 para volver a sumar los pasos de un particular cortejo, en este caso el que acompaña a pie este traslado de la talla hasta la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, donde hace su ‘entrada’ al anochecer para que, a lo largo de todo un mes, se siga el rezo de las ‘flores’. En suma, el municipio ya ha vivido el prólogo a su romería local , a celebrar en junio, en un domingo donde ya sí, resonarán tamboril y dulzaina y a ritmo de rondón la imagen emprenderá el regreso a su altar habitual.

Y en este ‘retorno’ de la virgen al encuentro con el pueblo, las estampas se sucedieron, en un recorrido que volvió a avanzar por un tramo de la M-600 entre las medidas de seguridad dispuestas por Policía Local y al que también prestaron su colaboración voluntarios de Protección Civil. Alcanzado el paraje de Cuesta Pastor, la andadura continúo hasta la Plaza del Cristo, para proceder allí al recibimiento, no menos tradicional, que siempre le brinda en este punto la Hermandad del Santísimo, que portando la imagen de San Isidro Labrador, sale al encuentro de la Virgen para completar junto a ella el recorrido hasta su entrada en el templo parroquial.

¡Sé el primero en comentar!

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


X