El esencial papel de los metales y aleaciones en los procesos de producción artesana e industrial

La utilización de los metales para realizar objetos, ya sean materiales metálicos puros o fruto de aleaciones, data de períodos antiquísimos en la historia, incluso existen muestras arqueológicas que ponen de manifiesto el uso ya en la prehistoria de la artesanía del hierro. Asimismo investigadores y expertos como Michel Pernot abordan las técnicas del metal que utilizaban los artesanos en talleres en las sociedades antiguas, abarcando períodos que comprenden desde el final de la edad del Bronce hasta el periodo romano en la Europa occidental.

En nuestros días las aleaciones y metales están presentes como materiales indispensables en múltiples procesos de fabricación artesanales e industriales, donde una de las aleaciones más utilizadas es el metal zamak, compuesto de cinc, aluminio, magnesio e incluso cobre, que alcanza su punto de fusión a unos 400º y es muy resistente. Una de sus principales características es que es muy fácil de trabajar, por lo que ofrece muchas opciones de uso, tanto en series muy grandes de producción como en producciones de volumen medio o pequeño, para las que esta aleación se puede adaptar específicamente, reduciendo notablemente los costes de fabricación.

En el caso de las producciones de gran volumen, el metal zamak se emplea en la industria de la automoción, construcciones mecánicas, mobiliario, marroquinería, juguetes, bisutería y accesorios y complementos de moda, como cinturones, hebillas de calzado, etc.

En los procesos de fabricación más pequeños la citada aleación se aplica en bisutería, figuritas, modelismo, miniaturas, tratamiento de superficies y piezas de mantenimiento en los sectores de la mecánica y la electricidad, como también en elementos decorativos de mobiliario y, asimismo, en accesorios de moda y marroquinería.

En algunos de los procesos productivos enumerados, como por ejemplo los relacionados con la automoción, se utilizan también específicamente materiales en forma de varillas e hilos para soldadura de aluminio y Tig-Mig.

En todo caso, aunque las soldaduras suelen efectuarse en ámbitos industriales, también pueden llevarse a cabo en ambientes distintos. Y es que son muchas las actividades industriales que requieren materiales y productos de soldadura en sus procesos, como por ejemplo las correspondientes a sectores como la química, la petroquímica, el transporte, la mecánica, la agroalimentación, la construcción o los equipamientos de producción de energía, entre otros.

El uso de estas aleaciones y materiales de soldadura referidos conlleva por otra parte que su aplicación se lleve a cabo con seguridad, teniendo en cuenta las características y utilidades de cada elemento y adoptando en su empleo medidas de precaución sobre las que los proveedores de los metales y aleaciones informan y asesoran con detalle, sobre todo para evitar las quemaduras que puede ocasionar el metal fundido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*