La expedición Ifema-Carlos Soria regresa a Madrid

Tras 20 días de esfuerzo y el intento de alcanzar la cima del Dhaulagiri, Carlos Soria y su equipo descansan ya en la capital tras regresar el pasado sábado 26 de mayo

Carlos Soria y el resto del equipo de la Expedición IFEMA – Carlos Soria Dhaulagiri 2018 (Luis Miguel Soriano y Carlos Martínez)  ya descansan en Madrid tras regresar desde Katmandú el pasado sábado. Por su parte, Sito Carcavilla, miembro también de la expedición y responsable de la comunicación, ha prolongado su estancia para trabajar en los proyectos de reconstrucción de escuelas en aldeas remotas de Nepal, en los que lleva inmerso desde el terremoto.

A su llegada al Aeropuerto de Barajas y emocionado, Carlos Soria comentaba el momento de la decisión de desistir en el intento de ascenso a la cima, pero con el ánimo y calidad humana que le caracteriza, agradecido por haber vivido tan maravillosa experiencia. A pesar de haber seguido una preparación previa adecuada a las características del Dhaulagiri, el intenso viento en las cotas más altas de la montaña, impidió llegar a la cumbre. “Hemos hecho todo lo que ha estado en nuestra mano, pero en estas montañas las condiciones climatológicas y el propio estado de la nieve y el hielo son los que deciden finalmente si se puede subir a la cima”, comentaba el propio Carlos Soria, agradecido por el caluroso apoyo recibido desde España durante toda la Expedición.

Todo siguió su curso según lo planeado hasta la llegada al campo III de la montaña, a 7.250 metros de altitud, cuando las previsiones meteorológicas se volvieron más negativas de lo esperado. El equipo decidió suspender el intento de cumbre, a riesgo de sufrir por su propia integridad, y decidieron pasar una noche allí arriba antes de volver al campo base, desde donde fueron trasladados en helicóptero a Katmandú.

“Nos encontramos un poco tristes por no haber alcanzado la cima, pero contentos por haber hecho todo lo mejor posible y sirviendo de referencia a otras expediciones que también se vieron obligados a desistir” comentaba Carlos Soria.

Desde IFEMA, el Presidente del Comité Ejecutivo, Clemente González Soler,  afirma que “Con el  pesar de que el esfuerzo y la dedicación con que se ha emprendido cada una de las distintas etapas de la  Expedión IFEMA- CARLOS SORIA, no hayan tenido finalmente su merecida recompensa, queremos expresar nuestro apoyo y reconocimiento a nuestro alpinista más internacional, por su valor como deportista y por su nobleza humana. Ha sido una maravillosa experiencia haber podido impulsar esta aventura y unir el nombre de IFEMA al el de un personaje extraordinario”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*