Ventajas del césped artificial frente al césped natural

Si estamos pensando en colocar césped en el jardín, patio, en la oficina, o en cualquier otro ambiente, seguramente estemos dudando sobre si vale la pena apostar por el césped natural, o bien si decantarse por el césped artificial.

Lo cierto es que las dos opciones tienen sus pros y sus contras que deben de ser evaluadas. Para ayudarte a tomar la decisión, hemos hecho el estudio por ti.

Césped artificial vs césped natural

Césped natural

El césped natural lo encontramos normalmente en los jardines tanto públicos como privados, en terrenos de juego, en instalaciones deportivas variadas, en los campos de golf. Estas son sus principales ventajas:

  • Precio: El precio de sembrar césped natural, por lo menos en un primer momento, es mucho más económico que lo que nos va a costar el césped artificial. ¿Recuerdas lo de “lo barato sale caro”?
  • Tacto: Otra de las ventajas del césped natural si está bien cuidado es que resulta más agradable al tacto. Esto hace que consigamos un césped muy cómodo y confortable.
  • Refrigeración de la zona: El calor se reduce en aquellos lugares en los que hay césped natural, por lo que resulta muy útil para minimizar la temperatura de la zona en la que se encuentre.
  • Instalación: La instalación del césped natural es rápida y relativamente sencilla. Si tenemos los conocimientos adecuados, incluso hasta la podemos hacer por nuestra cuenta.
  • Sensación: Nos encontraremos en un entorno natural que nos ayudará a relajarnos, a sentirnos cómodos.

Sin embargo, elegir el césped natural tiene dos grandes problemas:

1)   Mantenimiento complicado: Requiere de mucho tiempo y dedicación lograr que el jardín se mantenga en las mejores condiciones.

2)   Consumo de agua: El consumo de agua es elevado, aunque hay algunos tipos de césped que no requiere de tanta agua ni de tanto mantenimiento.

3)   Sus beneficios dejan de serlo… si no le dedicamos mucho tiempo a cuidarlo. El tacto será seco y la sensación será desagradable.

Césped artificial

1

Para que tengamos las dos opciones y así compararlas, también te desvelamos las ventajas de instalar césped artificial:

Avances tecnológicos: Año tras año aparecen productos mucho mejores, con aspecto más real y mucho más resistentes.

  • Mínimo consumo de agua: El césped artificial no necesita agua para no marchitarse, aunque sí que requiere una pequeña cantidad para mantenerlo en buenas condiciones de limpieza. En cualquier caso, el consumo no es tan elevado.
  • Mínimo mantenimiento: Aunque si bien es cierto que no habrá que segarlo o abonarlo, se requiere de otras labores de mantenimiento de césped artificial, pero no resultan tan tediosas como las que hay que organizar con el césped natural.
  • Adaptación a cualquier tipo de superficie: Se puede instalar tanto sobre tierra, cemento, hormigón, baldosa, etc.
  • En perfectas condiciones durante todo el año: La climatología no le afectará tanto. El color del césped artificial está garantizado durante años.
  • Compatible con animales domésticos: Es compatible con perros, gatos, conejos… la acidez de la orina no los daña, y resulta fácil de limpiar.

Sin embargo, la inversión inicial para instalar césped artificial es más cara, se pierde la humedad que desprende el césped natural y la instalación puede resultar más compleja.

Con esta comparativa te será fácil tomar la decisión adecuada.

3 Comments

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*