Aforismos XXVII de Juan de Portoplano

Toda frase es un intento de desvelar y quitar un velo de la realidad, mental o, y externa. Muchas veces, no se revela o desvela algún aspecto de la realidad, interior o, y exterior, sino todo lo contrario se vela o se obscurece más. Intentamos, supongo que este es el fin esencial de todo observador-pensador-escribidor-pintor, desvelar y no velar. Pero cómo partimos del hecho de nuestras limitaciones, como especie, como cultura, como individuos, avisamos, de que solo son fragmentos, como flechas de intento de captar algo de la realidad, usted apreciable lector o lectora, usted complete y complemente la verdad-bondad de estas frases, o remedio los errores de ellas.

Siempre han dicho que los grandes escritores, científicos, pensadores nos muestran o descubren algo, que está delante de nosotros, pero que nosotros no somos capaces de percibir o de captar o de pensar. O que son capaces de interrelacionar varias ideas o conceptos que antes no están relacionados en la cultura o interpretación cultural, pero si en la realidad. O los que conexionan hechos y datos que todos percibimos con conceptos o ideas que no captamos, o al revés. O todas las maneras posibles de interrelación. Esto modestamente es uno de los fines de estos cientos de artículos que se han ido mostrando en los periódicos digitales. El grado de verdad y bondad y racionalidad y belleza y utilidad que tengan, ya debe ser sancionado por los demás…

– ¿Uno, se pregunta si igual que determinadas soluciones a opciones políticas crean riqueza, en los mayores sectores de la población, otras medidas, van creando pobreza, incluso valiéndose de grandes principios y grandes derechos? ¿Me pregunto, si existen opciones sociopolíticas, que en el fondo desean crear pobreza y no riqueza, al aunar diversas soluciones y opciones diferentes negativas, aunque parezcan positivas, para deteriorar el sistema desde dentro, y la población caiga en la desesperación, y por tanto, tomar el poder de forma democrática? ¿Hago esta serie de preguntas…?

¿Puede que en una familia, los hijos exijan al padre comer caviar varios días a la semana, puede que los hijos tengan derecho, puede que el padre crea que también, pero puede suceder, que al cabo de unos meses, los hijos y la familia habrá comido caviar, pero habrán terminado con los recursos y ahorros, y se estén endeudando ostensiblemente, y al cabo del tiempo, no demasiado, la deuda sea tan grande, que el sistema familiar se destruya por dentro y por fuera, y entonces, ya la solución sean opciones no-moderadas y quizás no-democráticas de resolver el problema…?

– A todo ser viviente se le clava la enfermedad, la mayoría leves o graves, que puede superar, la última o últimas graves que no puede superar. Igual que nos ponemos el abrigo cuándo hace frío, tenemos que prepararnos para el invierno de la enfermedad. Hacerlo con mesura y racionalidad y prudencia y sin exageraciones y radicalismos, con el mayor grado de paz interna posible.

– Vivir en el borde del abismo, sea psicológico o económico o social o cultural o espiritual, no parece que sea la manera correcta de vivir. Otra cosa es que las circunstancias nos lleven a ello.

– No gustará pero hay que aceptar que muchos sufrimientos y angustias, en parte nos lo hemos buscado nosotros, los hemos llamado nosotros a que vengan, otros, nos vienen sin saber el por qué y el cómo. La mayoría son combinaciones de ambas realidades.

– Un mar equis, por lo general, suele venir acompañado de otros males…

– No te sientas en tu alma más profunda superior a nadie, y si es verdad ese sentimiento, ese mismo sentir lo mostrarás simple y llanamente. Porque tendrás o serás mejor en algo de la otra persona, pero el otro será superior a ti en algo también.

– No infravalores a nadie, por la situación que tenga, porque no sabemos que circunstancias ha tenido, que endoculturación, que conexiones neuronales se han formado en su infancia, etc. Pero no infravalorar a nadie, no quiere decir, que no seas consciente que una aptitud o hábito o costumbre de alguien es negativa o es perniciosa o es positiva o es correcta. No infravalorar a nadie, no quiere decir, que no aceptes que un acto o una palabra o un deseo o un hecho de alguien o de ti mismo es positivo o verdadero desde su saber ortodoxo, o es bondadoso o no lo es desde la moralidad correcta…

– Hay muchas ideas sobre un hecho o acto o pensamiento o deseo, pero no son todas o no tienen todas el mismo grado de verdad y de bondad y de racionalidad y de utilidad y de prudencia y de sentido común…

– Cada vez, estás condenado a hablar menos, cada vez a escribir menos, quizás cada vez a observar y analizar y pensar menos, porque puedes hacerle a una persona diez cosas buenas, y dices una palabra que le desagrada y te mete en la lista negra…


Por Jesús Millán Muñoz – http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (28 septiembre-17 diciembre 2018 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*