Las «ovejas-bombero» regresan a Boadilla y formarán parte del Belén viviente

Como cada año, más de seiscientas ovejas han llegado ayer al monte de Boadilla, donde permanecerán hasta el mes de junio realizando una limpieza natural para prevenir  incendios forestales. La Finca de La Milagrosa será su destino final y allí han formado parte del Belén viviente instalado con motivo de la celebración de las fiestas navideñas.  Los vecinos han disfrutado de chocolate con churros, migas y distintas actividades.

Las ovejas han llegado a Boadilla en trashumancia desde Valladolid; los pastores han conducido al nutrido rebaño a través de vías pecuarias y calles del municipio hasta la  Finca  La Milagrosa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*