Programa de edición de vídeos para no quedarse atrás empresarialmente y obtener éxito en el mundo digital

María Ferreras, vicepresidenta de Desarrollo de Negocio de Netflix en Europa, África y Oriente Medio, otrora alta directiva de Youtube y una de las expertas del sector audiovisual con mayor reputación en el ámbito internacional, sostiene que entre el 80 y el 90% del consumo global de contenidos online se va a llevar a cabo en un corto plazo de tiempo a través del vídeo.

Otros expertos, como Toni Sevilla, director de contenidos, canales y programas de TVE, ha señalado, en una línea similar, que el público se está yendo de las pantallas tradicionales porque el consumidor, la sociedad en general, es digital. Por eso el nuevo fenómeno de Operación Triunfo, por ejemplo, se ha basado en buena medida, siguiendo las directrices de Sevilla, en desarrollar una estrategia en redes sociales y emitir contenidos exclusivos en otras plataformas, como YouTube. De hecho en nuestro país, según datos de Comscore, más de 28 millones de personas ven Youtube cada mes, accediendo al canal el 57% de las mismas desde dispositivos móviles.

Toda empresa que no desee quedarse atrás y quiera evitar ser superada por sus competidores debe utilizar por lo tanto el vídeo en su estrategia de contenidos online, ya sea en su web, blog y/o redes sociales.

Por otra parte, un reciente estudio del desarrollador y comercializador de productos de software Hubspot pone de manifiesto que en la actualidad el 81% de las marcas están haciendo vídeo marketing, es decir, añaden vídeos a su marketing de contenidos. De este modo, conectan con los usuarios de forma rápida, directa y emocional.

En paralelo, tanto las empresas como, incluso también los particulares, utilizan habitualmente en sus redes sociales los denominados social vídeos, diseñados expresamente para difundir videos por dichas vías.

En este contexto cobra una importancia fundamental buscar piezas que, una vez editadas, bien unidas y convertidas en un todo, se conviertan en virales en cada una de las redes sociales. Para ello, y dado el tiempo y esfuerzo que hay que realizar para la consecución del citado objetivo, es aconsejable manejar un programa de video adecuado, de calidad, que posibilite crear un buen contenido de video sin necesidad de ser realizadores o directores de cine.

Adicionalmente, las agencias de marketing digital, como TheGist, pueden ayudar a las empresas  que persiguen aumentar el tráfico hacia sus páginas webs y, a partir de ello, realizar conversiones y lograr un mayor volumen de ventas, a crear tanto video vídeo marketing como social vídeos. Y es que sin duda los contenidos audiovisuales son los que mayor impacto tienen de cara a conseguir ventas y alcanzar un buen retorno de la inversión que cada empresa realiza en publicidad y marketing.

No en vano los post y tuits que incluyen vídeos obtienen como resultado entre 3 y 5 veces más respuestas y reacciones positivas de usuarios que los contenidos en redes sociales que no cuentan con imágenes audiovisuales; además una mayoría de usuarios valoran los vídeos como muy útiles para ayudarles a tomar sus decisiones de compra y hasta un 64 por ciento de quienes ven los vídeos terminan adquiriendo los productos relacionados con sus contenidos. Por todo ello, incluir vídeos en toda estrategia de marketing que pretenda ser exitosa merece mucho la pena y puede ser una medida prácticamente vital para muchas empresas, especialmente las de reciente creación y startups para lograr consolidarse en el mercado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*