La Escuela de Verano Ars Vivendi de Valdemorillo despide edición batiendo récord de participantes

Todo el aprendizaje de los pequeños grandes vivendis, con edades entre los 3 y los 14 años, salió a escena en los sucesivos festivales

 Todo lo aprendido por los vivendis subió ya a escena en este verano de 2019 en el que la Escuela de Verano de Valdemorillo ha batido su propio récord, llegando a contabilizar hasta un total de 335 alumnos. Con edades entre los 3 y los 14 años, los menores han disfrutado plenamente de la experiencia que les regala un aprendizaje que les forma en el conocimiento de la muisca, en la expresión corporal, en el capacidad de aventurarse y hacer  originales diseños gráficos, unas lecciones distintas, muy divertidas, que semana a semana le han hecho trabajar simpáticas y bien diversas temáticas para culminar protagonizando festivales como el que este viernes 26 de julio despertó el aplauso del propio Alcalde, Santiago Villena, y de la Concejal de Educación y Cultura, Eva Ruiz, quienes se contaron entre padres y demás público que no quiso perderse la gran puesta en escena final de esta suma de unas clases semanales que han hecho disfrutar a los menores demostrando, como apunta la responsable del área “lo importante que resultan las artes en el desarrollo integral de los más jóvenes”.

Y así, coreografías, canciones, esculturas y un sin fin más de creaciones hacen bien visibles los asombrosos resultados de estos cursos “únicos y muy emocionantes para todos”, incluyendo aquí a los profes que guían a tantos niños y niñas en el descubrimiento y practica de las diversas materias. En conjunto, cuatro han sido los ‘argumentos’ barajados para dar forma a las grandes historias vividas en todos los planos que van tocando los vivendis en estas aulas alternativas.

Los dioses griegos, Mary Shelley y su ‘monstruosa’ criatura literaria, Frankenstein, Leonardo Da Vinci y, como colofón, la ecología. Personaje más cercano aún, en esta ocasión propició la posibilidad de asistir a la clase que han dado sobre las tablas del Auditorio local gnomos, elfos, sílfides, ondinas y animalitos, todo un recital de color e ilusión, de bailes y notas musicales, de unos colegiales que, metidos en el papel, han dejado claro que al otro ‘amigo’, el bosque, hay que respetarlo.

Concienciación así, y mucho más, en la despedida de esta edición que pasa el testigo a las otras clases, ese calendario de la temporada qué arrancará en la EMMDEA el próximo16 de septiembre, generando “todo un mar de oportunidades” al que desde ya se anima a zambullirse a todos aquellos que quieran formar parte de un alumnado que, curso a curso, va también asombrando gratamente por los logros que siempre se alcanzan en esta Escuela Municipal de Música, Danza y Enseñanzas Artísticas que, en su versión estival, presta gran apoyo para hacer posible el singular proyecto educativo que representa Ars Vivendi para los estudiantes de Valdemorillo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*