F.R.A. Fundación Rafael Alberti, poeta y pintor

Regreso de Alberti a España en 1977. (Foto de Iberia)

Rafael Alberti, El Puerto de Santa María, Cádiz, 1902-1999, uno de los grandes poetas de la generación del 27, poeta y pintor.

Como toda fundación tiene la finalidad de conservar las huellas del representado, en el caso que comentamos, no solo estaría cuidar y difundir y estudiar y analizar su actividad literaria, especialmente, poética, sino también, su proyección artística plástica. Quizás, en otras condiciones, de su tiempo y de su época y de su sociedad, Alberti, podría haber sido considerado, no solo un gran poeta y escritor (teatro, memorias, guiones de cine), sino también, un gran autor plástico. Podría posiblemente, haberse dedicado a las dos actividades y a las dos artes, habría podido realizar y construir más obra plástica, de mayor tamaño, de mejores materiales, de más vuelo.

Empezamos por este aspecto, quizás, no tan conocido, quizás, la Fundación, entre otras muchas obligaciones, deberían intentar en la medida de lo posible, antes que las obras se deterioren o se pierdan, realizar y construir, si es que ya no lo ha hecho, un Catálogo razonado de su obra plástica, fundamentalmente, dibujos… Porque, darían, un alto vuelo al entendimiento de esta persona, de esta figura, de este personaje, de este ser humano, que como todos, puede que tenga sus luces y sus obscuridades, sus claridades y sus sombras, pero que estuvo viviendo y respirando y siendo y estando, bajo este sol y sobre esta tierra, un tiempo, un tiempo de casi un siglo, por los templados mundos de las nubes.

Esta fundación, son como tres patas o fundamentos o pilares de una realidad, primero, no solo estudia y analiza y conserva la obra literaria de Alberti, incluso sus más de siete mil libros de su biblioteca personal, no solo estudia su producción cultural en el terreno del arte, sino que también es un museo, es una casa-museo-fundación.

Con su multiplicidad de fondos y actividades, no solo la biblioteca, sino también el Archivo (manuscritos, correspondencia, catálogo de exposiciones, carteles, fonoteca, videoteca, archivo fotográfico), hemeroteca…, nos permiten acercarnos, a la figura de Alberti, y a la de su primera esposa, María Teresa León, también escritora…

Al analizar la poesía de Alberti, la poesía en general, debemos aceptar, que no sabemos exactamente, lo que es la poesía, un género, ordenado y catalogado y analizado y construido y creado y organizada su estructura desde hace milenios. Posiblemente, la frase corta y el aforismo y la poesía tengan mucha relación entre sí, genética y de origen.

Quizás, todas estas manifestaciones, pequeñas frases, con ritmo, esté en el corazón de la humanidad, desde la prehistoria, porque sean maneras arqueológicas, de entendimiento del ser humano en el mundo, dentro de si mismo, dentro de la exterioridad de la realidad externa, dentro del vientre de la metafísica o de la espiritualidad. Me puedo imaginar, solo es imaginación, el hombre y la mujer prehistórica, al lado de las hogueras, en cuevas, viendo las pinturas, relatando historias, recordando ideas con frases, danzando y cantando, celebrando rituales protoreligiosos. En definitiva, enfrentándose al enorme misterio y enigma de su y desde la realidad.

Dentro de la famosa generación del 27, en cuanto a Fundaciones, diríamos que han tenido suerte, casi todos sus grandes componentes, disponen de una: Jorge Guillén, Gerardo Diego, Lorca, Alberti. Cada una, con sus peculiaridades, dentro de la personalidad de los legados que han recibido, las mascaras y rostros de cada autor de sangre y huesos y memoria. También la perspectiva o dimensiones, que los creadores de esas fundaciones les han dado. Hasta donde sé y conozco, en el caso de la Fundación Alberti, todavía el autor en vida, aunque ya mayor, ya casi respiró este aire, cien traslaciones de la tierra alrededor del sol, orientó algunos aspectos…

Para terminar, indicar, que las funciones de las Fundaciones, por ejemplo éstas de Alberti, de literatura y de poesía de Alberti, se completarían y complementarían mucho su labor, más hoy, con las facilidades de la Informática, la Web e Internet, si recogiesen, dentro de su seno, información y documentación, en la medida que puedan, de autores, de su misma generación, pero que han pasado a la historia, como de segunda o quinta categoría. Creo, que la interpretación del mundo se enriquecería mucho, porque al final, para eso sirve la literatura, si “recogiesen material y obras y documentación de otros autores, por ejemplo, en este caso de poesía o, y coetáneos de la generación del veintisiete…”.

Para terminar, podríamos recordar alguno de sus versos:

“Deje por ti mis bosques, mi perdida

Arboleda, mis perros desvelados, […]”.


Jesús Millán Muñoz – http://filosliterarte.blogspot.com.es  © jmm caminero (07-14 octubre 2020 cr).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*