Los Comerciantes del Metro de Madrid se defienden en los tribunales

Metro de Madrid sigue adelante con los desahucios a los comerciantes, que se quejan de que la empresa no quiera negociar

Borja Carabante (centro)

La plana mayor de Metro de Madrid ha acudido ayer al Juzgado para respaldar el desahucio contra  un pequeño empresario con establecimientos hosteleros  en la red de Metro.

Silvia Roldán,  Consejera delegada de Metro, Francisco Olaya Retamosa, Director de  Comunicación de Metro de Madrid, y  Milagros Ayuso, Directora del departamento jurídico de Metro de Madrid, han estado  acompañados por el ex-Consejero delegado, Borja Carabante, quien se ha personado a pesar de que había excusado su presencia “por tener que trabajar”, motivo por el cual finalmente no ha sido llamado a declarar.

Según los comerciantes, «las  declaraciones de Silva Roldán han sido vagas e incorrectas respecto a fechas y al Convenio Marco de Metro que regula la relación con los comerciantes.

Sí ha quedado clara  la  intención de expulsar a los pequeños comerciantes de Metro y no la de llegar a acuerdos ni la de reubicarles, y han aclarado que las ofertas de intercambio de locales que hicieron ya no son válidas.

Han asumido que Metro de Madrid no está dispuesto a negociar y han  basado su  estrategia judicial en su propio historial de desahucios.

Los comerciantes siguen reclamando la atención del Consejero  Ángel Garrido y la Presidenta Isabel Díaz-Ayuso como  los responsables finales de estas acciones y como responsables políticos últimos de la persecución ejecutada  por los sucesivos gestores de Metro de Madrid a los comerciantes que han cumplido sus contratos.

Francisco Ferrera, portavoz de la Asociación de Autónomos y Comerciantes de Metro de Madrid y presidente de Red Autónomos, ha declarado: “La gestión de Metro de los últimos lustros es la concatenación de errores, incapacidad y mentiras que no sólo han provocado la expulsión de un centenar de comercios y la desaparición de más de 700 empleos, sino también,  la degradación del servicio para los viajeros y , lo que es peor,  la seguridad de los propios trabajadores, que han llegado incluso  a pagar con su vida esta nefasta gestión”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*