Los universitarios de la UAM se movilizan contra los exámenes presenciales

Estudiantes de la UAM a la espera de entrar en un examen / Foto: @iman_nph

«Ante las aglomeraciones por los exámenes que han trascendido en los últimos días y que constituyen un riesgo para la salud pública», estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid han convocado una concentración frente al rectorado a celebrar el próximo viernes 29 a las 14:00 h «por una evaluación segura». Uno de los medios utilizados a tal fin ha sido la red social Twitter:

“Estamos dispuestos y dispuestas a luchar por ser escuchadas, cueste lo que cueste”, han declarado desde la Asamblea Abierta de la UAM, espacio que ha reunido a más de 150 estudiantes en asambleas virtuales y que convoca dicha concentración. Exigen poder decidir cómo ser evaluados y denuncian una universidad antidemocrática.

Los estudiantes destacan que el rectorado, la Comunidad de Madrid y el Ministerio de universidades han demostrado que su educación y salud no les importan. Denuncian que, en lugar de garantizar una docencia presencial durante el curso y adecuar las universidades a los criterios sanitarios, se ha mantenido un régimen a distancia o semipresencial, en el mejor de los casos, y ahora “se saltan sus propios criterios para obligarnos a hacer exámenes presenciales sin garantías sanitarias en uno de los peores momentos de la pandemia”.

Así se han pronunciado en Twitter:

Afirman que se han puesto por delante criterios de evaluación anticuados, lo que “es una clara muestra de cómo el sistema prioriza la competitividad entre estudiantes y la memorización, chocando frontalmente con la verdadera formación intelectual, que requiere de la discusión y el debate para ser efectiva”.

Ante el riesgo de contagios que suponen las aglomeraciones exigen la paralización de los exámenes presenciales y que estos solo puedan retomarse en condiciones realmente seguras. Exigen también “que sea el estudiantado y personal docente el que decida los métodos de evaluación, ya que son las partes fundamentales que participan en el proceso evaluador”. Apuntan también contra la “anacrónica evaluación por exámenes, apostando por la evaluación mayoritaria a través de trabajos”.

De este modo han seguido expresándose en Twitter:

Critican que sus peticiones y preocupaciones han sido ignoradas permanentemente hasta que se han producido aglomeraciones varios días seguidos, lo que no ha impedido que continúen los exámenes. “Vemos que no funcionan los escritos, las cartas ni los recursos a los interlocutores fantasma como el defensor del universitario, estamos dispuestos y dispuestas a luchar por ser escuchadas, cueste lo que cueste. Los y las estudiantes estamos HARTAS y exigimos que se nos escuche y se democratice la elección sobre cómo queremos ser evaluadas. Que podamos decidir qué tipo de universidad queremos y necesitamos, al servicio de la sociedad, y no de los intereses particulares y empresariales.”

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*