Los jóvenes que crecen en el Sistema de Atención a la Infancia se ven obligados a emanciparse 11 años antes que el resto

Al finalizar su protección con 18 años

Foto: Ryan McGuire

Cada año, miles de jóvenes en España alcanzan la mayoría de edad habiendo crecido bajo el Sistema de Protección a la Infancia, separados de sus respectivas familias. En ese momento finalizan sus medidas de protección, y las alternativas para el retorno familiar se hacen inviables en la mayoría de los casos, teniendo que afrontar una emancipación precoz (11 años antes que la media de edad con la que se emancipa cualquier otro joven en nuestro país) y forzosa, que los predispone a una situación de riesgo de exclusión social e incluso a un segundo desamparo.

Junto a ellos, nos encontramos con otros muchos jóvenes que, si bien nunca han estado bajo medida de protección durante su minoría de edad, crecieron y se hicieron mayores en contextos de grave riesgo de vulnerabilidad (desarraigo familiar, conflicto, procesos migratorios sin referentes adultos…) que les sitúa en las mismas condiciones de riesgo cuando cumplen la mayoría de edad.

En ambos casos, su vulnerabilidad es extrema: el 84% de estos jóvenes se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión, 81,5% está en paro, el 84% no recibe ninguna prestación o subsidio, y un 10% se ve obligado a vivir en la calle o en situación de alta precariedad. Además, la crisis de la COVID-19 ha afectado de forma sustancial a la inserción social y laboral de estos jóvenes y ha agravado su vulnerabilidad y su riesgo de pobreza y exclusión social.

Cruz Roja Española viene trabajando con estos jóvenes en proceso de extutela y/o riesgo social desde hace más de 25 años, apoyándoles en su desarrollo personal y social, promoviendo su formación e inserción laboral, asesorándoles en su regularización administrativa, cubriendo sus necesidades básicas a través de recursos residenciales o apoyos económicos, y facilitando su participación social, con el fin de que alcancen su emancipación y puedan vivir por sí mismos.

Proyecto ‘Acompaña’

En la actualidad, la intervención se organiza a través del proyecto ‘Acompaña’: Acompañamiento a personas jóvenes en extutela y/o en riesgo social en sus procesos de emancipación, que engloba dos tipos de actuaciones: la gestión de recursos de acogimiento residencial para la emancipación, y la acción de acompañamiento social y educativo sin recurso de alojamiento.

Según indica Carlos Chana, responsable de este proyecto, “las principales barreras para la emancipación identificadas tanto por los propios jóvenes, como por los equipos de Cruz Roja son el desempleo y falta oportunidades, la carencia de recursos económicos y vivienda, la discriminación, las dificultades para mantener el permiso de residencia y trabajo en el caso de extranjeros, las carencias formativas y los hechos traumáticos no superados o el aislamiento”.

El proyecto ‘Acompaña’ de Cruz Roja permite apoyar a estos jóvenes en su transición a la vida adulta en ámbitos como: el desarrollo personal, integración social, formación, orientación e inserción laboral, situación administrativa, aprendizaje del idioma, participación social, restablecimiento de vínculos, cubriendo sus necesidades básicas a través de recursos residenciales o apoyos económicos… a través de diferentes fases que van desde la acogida, al acompañamiento y la fase de finalización, con el fin de que alcancen su emancipación y puedan vivir por sí mismos.

Más allá de la intervención de Cruz Roja con estos jóvenes, Carlos Chana reclama además un mayor compromiso con estas personas en situación de vulnerabilidad: “son necesarios mecanismos de acción positiva desde los poderes públicos y las instituciones para que los jóvenes que han estado bajo el sistema de protección a la infancia o que llegaron a la mayoría de edad en contextos de riesgo, puedan alcanzar una verdadera vida emancipada: empleo estable, acceso a la vivienda y relaciones personales sólidas”, recalca el responsable de Cruz Roja.

El año pasado, Cruz Roja atendió a más de 3.600 jóvenes en 25 ámbitos provinciales de 11 Comunidades Autónomas.

En la Comunidad de Madrid, Cruz Roja atendió en 2020 a cerca de 400 jóvenes dentro del proyecto “Acompañamiento socioeducativo para juventud extutelada y/o en riesgo social” gracias a la implicación de más de 40 personas voluntarias.

Como novedad en la intervención y con el fin de reforzar el acompañamiento a estos jóvenes, se han creado las figuras de persona voluntaria y técnico de referencia, además de ponerse en marcha un servicio jurídico y psicológico como parte de su itinerario.

En este sentido, David de Miguel, director autonómico de Intervención Social y Empleo de Cruz Roja, destaca que “es imprescindible trabajar coordinadamente con las administraciones públicas para incrementar y mejorar la atención a estos jóvenes en su nueva etapa vital tras su salida de los centros de protección”.

Acompañamiento socioeducativo para juventud extutelada y/o en riesgo social” es un proyecto que Cruz Roja desarrolla en nuestra región desde el año 2016, y que está cofinanciado por la Comunidad de Madrid a través de los fondos provenientes de la asignación tributaria del 0,7% del impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*