Turismo en el noroeste de Madrid

Vista general de El Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial desde el Monte Abandos.Foto EFE/JAVIER LIAÑO

Lugares espectaculares y muy diversos, una rica y variada gastronomía, un vasto patrimonio histórico y parajes naturales de gran belleza y valores ambientales caracterizan los destinos de la zona Noroeste de la Comunidad de Madrid de los que se puede disfrutar a lo largo de todo el año.

Boadilla del Monte, Las Rozas de Madrid, San Lorenzo de El Escorial, Alpedrete, Guadarrama, Navacerrada, Manzanares El Real, El Boalo, Cerceda o Mataelpino, son algunas de las escapadas que se pueden realizar desde el mismo Madrid capital o cualquier otra zona de la región no solo por visitantes foráneos sino por los propios madrileños.

Precisamente los tiempos actuales constituyen una buena ocasión para descubrir Madrid, sin ir más lejos, y mostrar nuestra solidaridad y colaboración con los empresarios hoteleros y hosteleros, que están viviendo una situación muy difícil como consecuencia de la crisis ocasionada por la pandemia.

Merece la pena comenzar las escapadas con una visita al Monasterio del Escorial y Real Sitio, declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO el 2 de noviembre de 1984, además de considerarse ‘la octava maravilla del mundo’. También resulta imprescindible recorrer sus jardines y su entorno, y llegar a sentarse en la Silla de Felipe II, un observatorio natural desde donde el rey observaba la construcción del Monasterio. Desde allí se puede contemplar a la par hermosas vistas de la sierra y el skyline de Madrid. Otros bellos lugares de la zona son La Herrería, declarado Bosque de especial interés ecológico, y el Pinar de Abantos, declarado a su vez Paisaje Pintoresco.

Otras visitas turísticas de Madrid que no hay que perderse si lo que se pretende es disfrutar de maravillosos paisajes en contacto con la naturaleza, son los municipios de la Sierra de Guadarrama. Destaca entre éstos Alpedrete, que cuenta también con un importante patrimonio artístico.

Ubicado en plena Cuenca del Guadarrama, cabe mencionar que el origen de su nombre está relacionado con el trabajo que se realizaba en sus canteras de granito, de las que se extrajeron las piedras con las que se construyó el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, además de El Valle de los Caídos, el Palacio de Oriente de Madrid y los Nuevos Ministerios.

El casco histórico de Alpedrete alberga espacios imponentes, como la Plaza de la Villa, donde se sitúan la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y la Plaza de la Villa, así como el Monumento al Cantero, que deja constancia de la relevancia que otrora tuvieron en la economía de la localidad, hoy dedicada fundamentalmente al sector servicios, las canteras y el granito.

1
Tirolina en el Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama

Sierra de Guadarrama y Cuenca Alta del Manzanares

Dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y, de manera parcial en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares se encuentran los pueblos de El Boalo, Cerceda y Mataelpino, con fantásticos paisajes naturales y un más que notable patrimonio histórico y artístico, sobresaliendo sus yacimientos arqueológicos y necrópolis junto con las iglesisas de santa María la Blanca y San Sebastián Mártir y la ermita de San Isidro.

Sus rutas y senderos permiten estar en contacto directo con la naturaleza, discurriendo por este entorno, declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco, una de las etapas del Camino de Santiago, que tiene su culminación en Mataelpino.

A poco más de 10 kilómetros de San Lorenzo de El Escorial se ubica Guadarrama, municipio que fundó Alfonso X en 1.268 y que cuenta con múltiples entornos naturales y vistas paisajísticas únicas, además de sitios de enorme interés histórico.

Para quien se pregunte qué visitar en Madrid para poder practicar deportes de invierno, la parada obligada la constituye Navacerrada, ya que en este municipio se encuentra una de las principales estaciones de esquí del sistema central, la más cercana a la capital. Asimismo, esta localidad posee espacios naturales idílicos para hacer senderismo, con bosques de roble y pino silvestre, gran cantidad de ríos y arroyos y una variada fauna. Además, cuenta con un patrimonio histórico muy interesante, como la iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Natividad, la Ermita de San Antonio o las fuentes de San Antonio, del Nogal, y de los Ángeles.

Adentrándonos un poco en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1993, nos encontramos con Manzanares el Real, una de las localidades más emblemáticas de la región, sita a los pies de la Pedriza, pudiendo hacerse en su entorno rutas a pie o en bici, e incluso escalada, si bien es conocida sobre todo por el Castillo de los Mendoza. Además, tiene también un rico patrimonio histórico y cultural como la iglesia de Nuestra señora de las Nieves, la ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra y las pinturas rupestres de los Aljibes.

1
Palacio del Infante Don Luis

Las Rozas de Madrid y Boadilla del Monte

Regresando desde la Sierra hacia la capital, a unos 20 kilómetros de la misma, llegamos a Las Rozas de Madrid, uno de los municipios más extensos de la región, integrado en buena parte también por el Parque regional de la Cuenca alta del Manzanares, y unido con el término municipal de Madrid por medio del monte de El Pardo.

Este municipio, a la vez que dispone de un patrimonio histórico digno de ver, como la iglesia parroquial tardogótica de San Miguel Arcángel, ofrece magníficas ofertas de moda en los emblemáticos establecimientos y centros comerciales con los que cuenta el municipio, donde se puede disfrutar de estupendas jornadas de compras.

Más cerca aún de Madrid, separada de la capital tan solo por la Casa de Campo, se encuentra la localidad de Boadilla del Monte, donde se puede combinar el deleite de la naturaleza a través de la ‘ruta de la vegetación’ o la ‘ruta de la fauna’ con el disfrute de la grandiosidad del entorno mediante la ‘ruta ciclista’, la ‘ruta del paisaje’ o un recorrido por la senda del Arroyo de la Fresneda. Todo ello en familia, si se desea, al tiempo que resulta ineludible visitar el majestuoso Palacio del Infante Don Luis y sus jardines y disfrutar igualmente, de un emblemático patrimonio histórico como la iglesia de San Cristóbal o el Convento Carmelita de la Encarnación, pudiendo disfrutarse de la gastronomía de la localidad en el Antiguo Convento, edificio restaurado, otrora de las Carmelitas Descalzas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*