Ventajas e inconvenientes de comprar un coche de segunda mano

Los coches de segunda mano son una de las mejores opciones si necesitamos un vehículo y no queremos o no podemos gastar mucho dinero, una compra que tiene tanto sus ventajas como sus inconvenientes.

Vamos a explicar cuáles son para que podáis decidir si compráis un coche nuevo o uno de segunda mano.

¿Cuáles son las ventajas?

Comprar coches de segunda mano Madrid tiene muchas ventajas, pero para esta ciudad y para todas aquellas con muchos habitantes creemos que la principal ventaja de los coches de segunda mano, ahora mismo, es no hacer una inversión demasiado elevada cuando las normas anticontaminantes no están demasiado asentadas.

La principal ventaja de comprar un coche usado es el precio, pero ahora en las ciudades grandes lo es aún más porque no sabemos si ese coche diésel nuevo que nos interesa va a poder circular de aquí a cinco años.

Las normas contra la contaminación son cada vez más estrictas, por lo que comprar ahora mismo un coche de motor térmico nuevo, de los de toda la vida, quizá no sea la mejor idea; de manera que incluso os podemos aconsejar la compra de coches de segunda mano Burgos, pues no sabemos cómo van a actuar las ciudades a este respecto, ni siquiera aquellas con menos habitantes.

Este tipo de vehículos tienen otros beneficios con respecto a los nuevos, como la entrega inmediata, el conocimiento de los problemas mecánicos típicos del modelo, etc., pero en el momento actual la mayor es la baja inversión que requieren.

¿Cuáles son los inconvenientes?

Los coches usados también tienen sus desventajas, y la principal son los fallos ocultos: unos fallos que a veces el propietario no conoce y otras sí, siendo estos defectos el motivo principal de la venta.

Comprar un coche usado puede ser una lotería si no tenemos una serie de precauciones, como intentar hacer la compra a alguien conocido o llevar el coche a un mecánico para que lo revise de arriba abajo, aunque tengamos que pagar nosotros esa revisión.

En las compras particulares la garantía no existe, de manera que para disminuir esta desventaja se lo podemos comprar a una compraventa profesional, que nos dará un año de garantía.

Hilando con los fallos ocultos, otra de las desventajas que nos encontramos es que al precio de compra siempre hay que añadir un presupuesto extra de al menos 600 euros, pues no podemos fiarnos de que se hayan hecho los mantenimientos correctamente, en especial si se lo compramos a un particular.

Otro de los inconvenientes es que no vamos a poder configurar el coche como cuando lo compramos nuevo, aunque dada la enorme oferta que tenemos en el mercado de ocasión no es una desventaja demasiado importante.

Si nuestra compra se dirige hacia un modelo que ha sido muy vendido, lo cierto es que vamos a poder comprar coches con multitud de configuraciones distintas, aunque es cierto que es posible que no encontremos la que nos interesa.

Para finalizar, es posible que el coche usado que compremos tenga una tecnología muy inferior a la actual, aunque eso va a depender de nuestro presupuesto. Por norma general, con un presupuesto alto vamos a poder comprar un coche con muy pocos años y tecnología más actual, aunque es cierto que lo normal es que nos llevemos a casa un coche con menos tecnología.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*