4.500 escolares han participado este curso en las actividades y talleres del Aula de Educación Ambiental de Pozuelo

En torno a la salud, naturaleza y desarrollo urbano sostenible

Aula Medioambiental de Pozuelo de Alarcón

Un total de 4.500 escolares de Pozuelo de Alarcón han participado este curso en las actividades y talleres que el Gobierno municipal organiza en el Aula de Educación Ambiental en torno a la salud, la naturaleza y el desarrollo urbano sostenible.

La oferta ha estado compuesta por un total de 32 propuestas didácticas diferentes. En la etapa de Educación Infantil son 6, como Los Guardianes del Bosque, La Senda de la Cigüeña Pozueleña o El Huerto de Risita y sus amigos. En esta etapa las actividades se realizan a través de cuentos y aventuras en los que los más pequeños se sumergen, aprendiendo a respetar la naturaleza y a convivir también entre ellos con respeto y consideración.

En la etapa de Educación Primaria son 13 las actividades que se han desarrollado, con paseos y sendas, como Mi ciudad con Pozito (una senda ecológica urbana para descubrir el valor natural e histórico de la localidad y que está cerca de cumplir los 30 años), Los Secretos del Jardín Natural, las Rutas Cicloambientales, realizadas por la localidad con el apoyo de la Policía Municipal, Transporte Sostenible, con visitas teatralizadas a Metro Ligero Oeste, o las sendas por el Parque Forestal Adolfo Suarez, como El Tesoro de Mochuelo.

En el caso de la Educación Secundaria y Bachillerato, la oferta la componen otras 13 actividades; las más demandadas han sido el Itinerario de las Energías Renovables, que cuenta con una veintena de sistemas demostrativos y educativos para la producción de energías limpias y que es único en nuestra región, la Senda Ornitológica en bicicleta por el parque Forestal o la denominada Jardines Verticales: naturalización de los centros educativos.

En este curso se ha añadido una actividad adaptada en contenidos a la situación sociosanitaria y que se denomina Sana Naturaleza; mediante esta propuesta se ha comprendido el valor de la naturaleza para prevenir enfermedades y favorecer nuestra salud, reforzando los hábitos saludables, tanto individuales como colectivos; la naturaleza nos cuida si nosotros la cuidamos a ella.

Por otra parte, los docentes han valorado muy positivamente y, de forma especial, la labor que este año se ha realizado en este centro, que se emplaza en la zona de Húmera. Ésta valoración se obtiene de las diferentes evaluaciones que realizan cada uno de los docentes que asisten con sus alumnos a las actividades programadas. El éxito se ha basado en la oportunidad que un espacio ambiental didáctico como este ha supuesto para mantener las salidas educativas de los centros escolares y disfrutar de las garantías y oportunidades que nos ofrece la naturaleza, tanto para la salud física y mental, como para el aprendizaje.

Más que nunca se han puesto así en valor las innumerables actividades, instalaciones y equipamientos de los que dispone el Aula de Educación Ambiental y que facilitan la concienciación y el aprendizaje sobre la importancia de los ecosistemas, la conservación del medio natural y el desarrollo sostenible de los entornos urbanos, entre otros.

La alcaldesa de la ciudad, Susana Pérez Quislant, ha destacado la importancia de estas instalaciones y la labor que allí se lleva a cabo ya que “a través de ellas impulsamos el conocimiento para que desde los más pequeños tomen conciencia de lo importante que es la naturaleza y el cuidado del entorno”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*