Segregar un artículo cada día de Manuel Alcántara

Busto de Manuel Alcántara, Palacio de Exposiciones de Estepona Málaga) / Wikipedia

Manuel Alcántara, Málaga, 1928-2019, indicaba el misterio de cada articulista que tenían que segregar una columna periodística cada día.

Todos los trabajos y profesiones humanas, sean considerados de alto nivel o responsabilidad social o de nivel más modestos, tienen sus dificultades. Hoy, reflexionaremos mínimamente sobre la creación-innovación-diseño de un artículo periodístico, y, hacerlo, mejor o peor, uno cada día, -dejemos el domingo de descanso, siguiendo el planteamiento del sábado del Moisés del Antiguo Testamento-.

¿Cómo construir cinco o seis artículos periodísticos a la semana, durante uno o diez o veinte o cincuenta años? Esta es la cuestión. Podríamos definir el artículo periodístico de opinión, como generalmente, se suele definir, especialmente, en la modalidad que denominan, con connotaciones literarias, como ese cruce de viaductos-acueductos entre aspectos de la realidad, sea del tipo que sean, y la literatura, con toques suficientes de racionalidad-argumentación, y del resto de saberes, dependiendo esencialmente, del tema que se trate, hasta del saber del articulista o columnista.

Quizás, un artículo, en la concepción-atalaya-montaña-espiral en la que me sitúo, es un subgénero más de la literatura, nadie se rasgue la corbata, a mi entender, la columna periodística, algunas al menos, alcanzan o pueden tener la profundidad-esencialidad, independientemente del tema, que puede tener la poesía o el teatro o la novela o el relato infantil. Es absolutamente necesario que elevamos, en nuestro fuero interno, el artículo-columna al mismo nivel que el resto de géneros literarios, cierto que con su estatuto propio…

Por consecuencia, una columna, desde ese punto de vista, es intentar, al recoger uno de los temas infinitos, o al menos, ilimitados de la realidad-real, sea naturaleza o sea sociedad o sea ser humano o sea cultura o sea algún aspecto de la sociopolítica, sea grande o sea pequeño. Por lo general, varias realidades al mismo tiempo, mostrarnos, primero, que existe esa realidad, por ejemplo, si construyo una columna sobre el museo del chocolate, estoy mostrando-demostrando, primero que existe esa realidad.

En segundo nivel, razonar-argumentar, mostrar datos y motivos y razones y fines, por tanto, educar-enseñar-deleitar, los antiguos hablaban de educar deleitando. Por consecuencia, cada artículo es como un cocido-paella-tortilla, en la cual, en una estructura, moderadamente fija, porque tiene unas limitaciones de palabras, ahora, se habla de caracteres, situados en un medio informativo, periódico en papel, ahora, se denominaría medio digital, se inscribe dicha realidad. Que en definitiva, es una mezcla y combinación de objetividad y subjetividad. Por tanto, aspira a la perfección cultural, sabiendo que somos imperfectos. 

Diría, que el artículo-fragmento o conjunto de varios fragmentos-textos en relación o con relación a un tema, aunque no hubiese periódicos, podría seguir existiendo, como una modalidad de subgénero literario. Es solo, cuestión de inscribir un tema, y después un desarrollo evolutivo y argumentativo.

Por tanto, aunque a muchos les parezca, este enunciado fuera de contexto, hoy, el artículo o algo semejante, podría ser o estar ya inscrito como otro género literario, aunque fallase-faltase, que creemos todavía no, el sistema del periódico. Periódico que cumple, una función esencial, entre otras, seguir diciendo o notificando o inscribiendo en letras-frases-palabras conceptos y datos de la realidad presente, del acontecer del mundo, es decir, algo de lo que nos pasa a los seres humanos, a y en cualquier tema. Es como, en las pequeñas tribus, ir-estar alrededor del pozo, y contar-narrar-argumentar las últimas novedades, de las veinte familias que forman veinte cabañas, con una tapia alrededor de protección.

El misterio, añadiría, el enigma, de segregar-crear-diseñar-fundamentar un artículo-columna cada día, que nos diría el maestro Alcántara, en definitiva, es ir buscando en los recovecos de la mente-corazón-psique-alma humana, desde esas raíces-ramas-flores que forman y conforman el enorme tejido de una vida-existencia humana, construir un espejo-representación de algún aspecto de la vida.

Un artículo periodístico-literario, no es un artículo académico, que prima esencialmente, el lenguaje técnico, y pretende la verdad, la verdad total o casi absoluta, sobre un tema, desde una disciplina-saber particular y ortodoxo. Sino que un artículo periodístico es un intento de mostrar-mezclar el alma humana más profunda, tanto individual o colectiva, con cien mil realidades externas e internas del y para y en el ser humano… 

No hemos descubierto con esta columna, el misterio de la creación-diseño-invención de un artilugio cultural, que denominamos artículos periodísticos, que ahora, podría ser-estar ocupando un trozo de un blog o una entrada en alguna red social, que ahora, podría mezclarse con imagen, fija o en movimiento, es decir, fotografía o audio-video, además de música-sonido. Pero, con un artículo, cada columnista, y, existirán en el mundo, actualmente vivos, segregando, sus palabras-frases, reflejando algo de lo existente, existirán quizás, docenas de miles, y que materializan-publicarán, o harán públicos, cientos de miles de artículos en el mundo cada día…

Solo indicaría, para terminar, que valoren, el misterio de cada columna, cuándo hoy o mañana se acerquen a ellas, que sientan, que esas modestas líneas, si de verdad buscan, algo de verdad-bondad-belleza-racionalidad-prudencia-utilidad, es un misterio del ser humano, que cada día, nos está mostrando un enigma de los ojos-boca-labios-oídos humanos, sea lo que traten, la realidad del churro hispánico o sean como conformar un nuevo Gobierno Mundial.

Para terminar, reitero, la necesidad, de que por regiones o localidades o comarcas o provincias, en cada lugar-territorio-geografía social o cultural o física del mundo, empiecen a realizase directorios-diccionarios de autores y autoras, que han realizado, parte de su labor, en este género. Hayan escrito cien artículos o diez mil. Es una riqueza interpretativa que no se debería perder. Hoy, el sistema de Internet permite abrir una página o Web o pestaña con este tema. Sería fácil, ir incrementando nombres y algo de la producción de cada persona. Podrían ser espejos del pasado, de pasados artículos o presentes, que nos darían luz, sobre el presente y sobre el futuro, incluso los considerados de baja calidad. Paz y bien.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*