5 Platos típicos para probar en Madrid

Croquetas

Madrid es una ciudad rica en experiencias culturales. Una ciudad cosmopolita que sabe integrar a todos lo que llegan. Por ello, no es difícil encontrar una gran variedad gastronómica, desde la cocina más tradicional hasta las últimas tendencias en cocina de vanguardia. En esta ocasión vamos a dar un repaso a los 5 platos típicos que no debes dejar de probar en tu visita a la capital.

Callos

Los callos a la madrileña son uno de los platos más típicos del invierno. También se pueden encontrar todo el año y degustar como tapa.​ El ingrediente principal de este plato son las tripas de vaca y la mejor elaboración lleva tres tipos diferentes de casquería: ternera, pata y morro. Deben ponerse a cocer durante un buen rato, al menos 3 o 4 horas, con un trozo de jamón. Al final de la cocción se presentan con la apetitosa salsa resultante y, de manera opcional, con garbanzos cocidos.

Bocadillo de calamares

El bocadillo de calamares es de lo más típico de Madrid. En este caso, se trata de calamares rebozados en harina y fritos en aceite de oliva. Un buen bollo de pan y a comer caliente, recién hecho. Puede acompañarse de salsa de mayonesa, alioli o de tomate. ¡Cuestión de gusto! Lo cierto es que en muchas zonas de la ciudad puede encontrarse esta exquisitez, sobre todo en los alrededores de la Plaza Mayor y de la estación de Atocha.

Huevos estrellados

Los huevos estrellados – también conocidos como huevos rotos – son los típicos huevos fritos en abundante aceite de oliva y «con puntillas», es decir, con los bordes tostados y crujientes. Este sencillo plato español ha conseguido elevarse a los altares gracias a la versión creada en Casa Lucio. Aquí, se sirven sobre una base de patatas fritas y unas finas lonchas de jamón a modo de cobertura. Se llaman rotos porque se degustan tras haber sido cortados y mezclados con estos deliciosos manjares.

Caracoles

Los caracoles son una exquisitez. Para aquellos amantes de este sencillo molusco es un lujo poder degustarlos en una terraza al sol. Es la típica tapa que se encuentra en cualquier rincón, tasca o restaurante. Tras una concienzuda limpieza, el secreto de su éxito es la lenta cocción. Mejor sin prisas, como en los juegos de casino ruleta. Lo mejor viene al final: el regusto que queda en boca gracias al intenso sabor, picante de la salsa que los acompaña.

Croquetas

La croqueta es la reina de la cocina madrileña y del resto del territorio español. No hay una única receta pues se puede elaborar con un sinfín de ingredientes, a elegir: carne, espinacas, jamón, bacalao, etc… Pero, lo esencial es la habilidad para hacer una consistente bechamel, ni demasiado espesa ni demasiado líquida. La masa tiene que ser fácil de manejar, para darles su característica forma ovalada. De este modo, estarán listas para ser rebozadas con pan rallado y fritas en aceite de oliva.

Conclusión

La gastronomía madrileña es rica y variada. A pesar de ser una ciudad siempre a la vanguardia, donde surgen las primeras tendencias en todos los sectores, Madrid sabe muy bien cómo preservar la tradición. Por cierto, no olvides probar el típico cocido madrileño en tu próxima visita.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*