El Puerta de Hierro usa anestesia local para administrar un hidrogel que reduce los efectos secundarios de la radioterapia en cáncer de próstata

En la mayoría de los centros hospitalarios, la inyección de este hidrogel se suele hacer normalmente con sedación o anestesia raquídea previa. El uso de anestesia local tiene muchas ventajas para el paciente, que se ahorra visitas previas al hospital, reduce su estancia en el centro y disminuye el riesgo de efectos secundarios. Las cifras de incidencia y prevalencia sobre cáncer de próstata en España sitúan a este tumor como el más frecuente entre la población masculina, de acuerdo con datos de la SEOM

Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda

El Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda ha empezado a utilizar anestesia local en los pacientes con cáncer de próstata en los que está indicado el tratamiento con radioterapia, bien de alta intensidad (SBRT), bien braquiterapia, junto con la utilización de un hidrogel que reduce sus efectos secundarios. En la mayoría de los centros hospitalarios, la inyección de este hidrogel se suele hacer normalmente con sedación o anestesia raquídea previa.

Gracias a la utilización de anestesia local, el paciente se ahorra visitas previas al hospital y, además, puede volver a su domicilio directamente tras la realización del tratamiento, evitando así la recuperación posterior en el hospital que sí requieren otros tipos de anestesia. Además, se reduce también la toxicidad y el riesgo de posibles efectos secundarios, por lo que se ve incrementada la seguridad del procedimiento para el paciente.  Por el momento, el Hospital Puerta de Hierro ha utilizado con éxito la anestesia local para la administración de este hidrogel en dos pacientes con cáncer de próstata.

Este hidrogel se inyecta entre la próstata y el recto, creando una barrera física que evita que dosis altas de irradiación alcancen el recto. Esto permite, por ejemplo, la utilización de radioterapia de alta intensidad en la zona, lo que supone un menor número de sesiones, ya que el uso de este hidrogel disminuye los efectos secundarios y las posibles complicaciones a este nivel. Asimismo, reduce también los efectos secundarios de la braquiterapia, que consiste en la introducción de material radiactivo a través de una serie de agujas colocadas en la próstata para la resección del tumor.

En ambos casos, la administración del hidrogel y, sobre todo, la utilización de anestesia local para su implantación en el paciente, entre una y tres semanas antes del inicio del tratamiento con radioterapia, logran aumentar tanto la seguridad como la comodidad y calidad de vida de los pacientes con cáncer de próstata.

Tal y como apuntan el doctor Jesús Romero y las doctoras Sofía Córdoba y Beatriz Gil, jefe de Servicio y adjuntas del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda respectivamente, este hidrogel se introduce en el tabique rectal a través de una fina aguja con control ecográfico, de forma que los profesionales pueden ver la imagen del material y supervisar su adecuada colocación en todo momento.

Tras su implantación, siempre en quirófano, este gel puede perdurar en el cuerpo del paciente hasta seis meses, tiempo tras el cual este material se absorbe de forma natural.

De acuerdo con los datos ofrecidos este año por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el cáncer de próstata es el tumor más frecuente y con más incidencia entre la población masculina de nuestro país. Si sumamos ambos sexos, se sitúa en tercera posición, solo superado por el cáncer de mama y el cáncer de pulmón.

El Servicio de Oncología Radioterápica, especializado en técnicas de alta complejidad

El Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Puerta de Hierro tiene una larga trayectoria en el manejo de pacientes oncológicos con técnicas complejas. Fue uno de los primeros hospitales en implantar técnicas de radioterapia de alta intensidad, como la radiocirugía y la SBRT, y es además centro de referencia para el tratamiento con irradiación cutánea total con electrones para el tratamiento de la micosis fungoide. Además, realiza radiocirugía de tumores cerebrales e irradiación corporal total como acondicionamiento para trasplante de médula ósea, entre otras técnicas.

Asimismo, la Unidad de Braquiterapia posee una gran especialización en técnicas de alta complejidad, especialmente en tumores ginecológicos, lo que sitúa a Puerta de Hierro como uno de los hospitales de referencia a nivel nacional en estas técnicas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*