Mensajeros de la Paz celebra sus Bodas de Diamante en Madrid

Este viernes, 21 de octubre, ha tenido lugar en Madrid el acto en conmemoración de los 60 años desde el nacimiento de Mensajeros de la Paz

Hace 60 años unos jóvenes Padre Ángel García y Ángel Silva, comenzaban una obra social con el nombre “Cruz de los Ángeles”. Sus inicios fueron en el Hospicio de Oviedo, lo que hoy conocemos como Hotel de La Reconquista, el emblemático lugar donde actualmente se celebra el cóctel de los Premios Princesa de Asturias, y desde entonces no han hecho más que expandirse.

El acto comenzó con una cálida bienvenida de la maestra de ceremonias, Teresa Viejo, periodista de reconocido prestigio e íntima amiga del Padre Ángel. Teresa Viejo dio la bienvenida a los asistentes al acto, desde la cercanía que le une a la Asociación.

Después le tocó el turno a Sergio Mella, Director General de la Asociación Mensajeros de la Paz en España. Quiso recordar los proyectos de Mensajeros de la Paz con los que, como él dijo: “estar profundamente unido y agradecido”.

La primera intervención fue la de Sigfrido Herráez, presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid que ha resumido la labor de Mensajeros en estos 60 años y no ha podido más que dar las gracias al Padre Ángel “por hacernos mejores personas con su ejemplo”.

Tras Sigfrido intervinieron Matilde Fernández, Marcelino Oreja y Gustavo Suárez Pertierra, todos ellos agradecieron la labor de Mensajeros de la Paz y la oportunidad de participar en un acto tan emocionante.

A continuación, se proyectó un vídeo donde se repasaron los 60 años de Mensajeros de la Paz a través de la voz del Padre Ángel. “Mensajeros nunca fue una Asociación ni política ni religiosa, siempre ha sido una asociación colaboradora, no somos la oposición de nadie. Por eso nunca hemos encontrado pegas, solo colaboración ¿Quién te va a decir que no cuando lo que quieres es ayudar?”

En la intervención del Padre Ángel no faltó mención a las personas por las que Mensajeros de la Paz existe: niños, ancianos, personas en soledad, personas en situación de calle, mujeres víctimas de violencia de género. Algunos de los cuales estaban presentes en el acto. Y recordó: “sobre todo, Mensajeros de la Paz es una gran familia”.

Para terminar la celebración, el broche de oro lo puso el Coro Minero de Turón, poniendo al auditorio en pie al finalizar su actuación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*