Europa potencia su independencia tecnológica de Estados Unidos para reforzar la ciberseguridad de los datos

Según ha informado la Comisión Europea, el 90% de los datos de la UE los gestionan empresas estadounidenses

Las grandes empresas tecnológicas, administraciones públicas y compañías de todo tipo de sectores inciden cada vez más en el concepto de ciberseguridad. Un ámbito fundamental para el buen desarrollo de toda entidad y que, con la aparición de nuevas tecnologías y el aumento de la dependencia, se ha situado como un asunto clave según indican los expertos.

El alojamiento de datos en la nube, la adaptación de las diferentes administraciones y la aparición de nuevas soluciones son algunos de los temas que se están abordando entre los grandes protagonistas del sector con el objetivo de prepararse para la nueva era digital.

“Europa ya está en alerta para que los datos no dependan de terceros. Es una máxima tanto entre las administraciones públicas como entre las empresas, que pueden ver atacados sus sistemas por hackers o simples errores informáticos”, asegura el experto en monitorización Sancho Lerena, CEO de la tecnológica española Pandora FMS.

La Comisión Europea, de hecho, ya se ha puesto como objetivo lograr una independencia tecnológica para 2030. “Según los números que se han hecho públicos, cerca del 90% de los datos de la Unión Europa están siendo gestionados por empresas estadounidenses”, reconoce Lerena. Además, menos del 4% de las principales plataformas en línea son europeas. Muestra de esta fragilidad tecnológica es que el mercado europeo representa menos del 10% en el sector de la fabricación de microchips. “En un par de años, más del 50% de empresas debería estar usando la cloud”, adelanta el experto.

El reto para 2030 es extender al máximo la digitalización dentro de la Unión Europea. El proyecto Brújula Digital recoge numerosas inversiones y objetivos, pero el sector coincide en que se deben dar muchos pasos para lograr una plena ciberseguridad ante los tiempos que corren. “Hay muchas empresas que siguen contando con sistemas heredados, anticuados, que no pueden incorporar las últimas novedades en seguridad”, reconoce Lerena.

La compañía española Pandora FMS es una de las que trabaja tanto con administraciones digitales como empresas mediante su sistema de monitorización. El concepto de monitorización está cada vez más extendido en el sector, pues permite la gestión en tiempo real de todos los datos que se van generando en una estructura IT. De esta manera, las empresas logran una mayor eficiencia y reducen costes.

“Esta tecnología, 100% nacional, no solo sirve para mejorar el control de datos y actividad de una plataforma, también refuerza la seguridad y advierte de posibles errores para mejorar el tiempo de reacción”, explica el responsable de la tecnológica, cuya solución está presente en instituciones como Madrid Digital, dependiente de la Comunidad, o la EMT. También fuera de España en gigantes como Rakuten o Toshiba, muestra de la importancia que tiene en la actualidad este tipo de tecnologías.

Europa ya mira a 2030 con la intención de extender esta digitalización. Las empresas están incorporando sistemas de monitorización y reforzando la ciberseguridad de sus compañías. El objetivo no es otro que evitar que los agentes europeos estén “muy por debajo del peso económico mundial de la UE” en ámbitos de relevancia tecnológica.

Primordial con las Smart Cities

La ciberseguridad cobrará cada vez más importancia. Especialmente teniendo en cuenta que el objetivo de los países más desarrollados es implantar las conocidas como Smart Cities o ciudades inteligentes donde la tecnología y el control de los datos serán fundamentales para la gestión eficiente de las urbes.

El concepto de Smart Cities responde a aquellas ciudades donde, por medio del análisis de datos y del uso de las últimas soluciones tecnológicas, los servicios son más eficientes para los ciudadanos y no generan una repercusión negativa ni en términos económicos ni en el ámbito medioambiental. Por ejemplo, saber en qué zonas se generan más residuos para mejorar el servicio de basuras en esa área o la gestión del transporte público mediante la accesibilidad de los ciudadanos.

Por ello, el buen tratamiento de estos datos y su seguridad será un pilar en las ciudades del futuro. “Sin el control de estos datos, y sin una independencia tecnológica, será muy complicado desarrollar de manera estable estas Smart Cities”, afirma Lerena

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*