Reflexiones Ciudadanas sobre la Constitución en Majadahonda

OPINIÓN

Ana Elliott

Por Ana Elliott
Portavoz del Grupo Municipal Ciudadanos en el Ayuntamiento de Majadahonda

Por estas fechas y con motivo del día de la Constitución, es habitual escuchar discursos grandilocuentes. Sin embargo, desde Ciudadanos Majadahonda queremos invitarte a algo mucho más sencillo: reflexionar sobre cómo la Constitución nos afecta a los vecinos de esta ciudad y qué podemos hacer entre todos para mejorar su influencia.

Si empezamos por el artículo 20, la libertad de expresión no pasa por su mejor momento en nuestro Ayuntamiento. El Gobierno Municipal ha limitado hasta extremos insospechados la capacidad de que los vecinos pudieran realizar preguntas al alcalde al final del Pleno; no dejándoles hablar y leyéndolas él directamente a un ritmo casi ininteligible. Y eso por no hablar de las advertencias sobre acciones judiciales que en los últimos años el gobierno PP-VOX ha dirigido contra la Oposición en el Ayuntamiento por cuestionar su gestión.

¿Por qué ese miedo a escuchar una verdad que difiere de sus relatos? Quizá porque nuestro Ayuntamiento está fallando en responder a los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho que prevé el artículo 103. No podemos olvidar todos los datos que han salido a la luz sobre la gestión de Filomena (que ni PP ni VOX han querido investigar), con máquinas supuestamente capaces de trabajar hasta 36 horas en un solo día sumando los datos de los albaranes proporcionados a los Ayuntamientos de Majadahonda y Las Rozas; tampoco, que nuestro Ayuntamiento lleva más de un año con la piscina municipal cerrada y, con la parsimonia y falta de escucha que han demostrado hasta la fecha, cualquier solución tardará todavía varios años más en materializarse.

En materia de vivienda, atendiendo al artículo 47, el escenario tampoco es mejor. Nuestro Plan General de Ordenación Urbana cumple 25 años. En este tiempo, la población en Majadahonda, como en toda el área metropolitana de Madrid, ha crecido de forma notable y, por desgracia, la gestión de nuestra ciudad no ha estado a la altura. No se trata solo de la falta de ambición del Gobierno Municipal para elaborar un nuevo Plan General de Ordenación Urbana adaptado al siglo XXI, sino de la absoluta apatía que Partido Popular y VOX están demostrando para desarrollar un entorno que ya estaba previsto hace 25 años y que mejoraría de forma muy significativa la oferta de vivienda para los majariegos más jóvenes que quieran construir su proyecto de familia en su propia ciudad: Arco de Poniente.

Sin embargo, en Ciudadanos, que somos inconformistas, nos gusta ver siempre el lado positivo en los escenarios más difíciles para poder superarlos. La gran fortaleza de nuestra Constitución es que españoles que pensaban distinto se pusieron de acuerdo para hacernos a todos dueños de nuestro destino común. En pocos meses, tendremos ocasión de volver a demostrarlo y podremos elegir qué ciudad queremos. Simplemente la que hay, o una Majadahonda con un gobierno que de verdad se esfuerza por conseguir mejorar nuestra ciudad, esa que nuestros padres y abuelos vislumbraban cuando se diseñó nuestro actual texto constitucional. En Ciudadanos seguiremos apostando por liderar esta segunda opción y la decisión sobre el futuro de Majadahonda, en cualquier caso, estará en tus manos.

¡Feliz día de la Constitución!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*