Elecciones 2016: ¿Cómo cambiaría el panorama de las pequeñas y medianas empresas dependiendo del partido que gobernase?

Sage, una de las empresas líderes mundiales en sistemas integrados de gestión, nómina y pagos, ha realizado un balance sobre las promesas electorales que hacen los principales partidos políticos a emprendedores, autónomos y pequeñas y medianas empresas españolas en sus programas políticos. En todos los casos, las políticas fiscales y de financiación se refuerzan, se establecen las bases de una futura Ley de Segunda Oportunidad para emprendedores y se mejora la situación y cuotas de pago para los autónomos. Sage ha querido poner de relieve las principales propuestas de cada partido dirigidas a este segmento, cuya capacidad de sacrificio y su contribución a la economía (el 99,9% del tejido empresarial y generadores de 2/3 del empleo total en España) los convierte en auténticos protagonistas.

Si ganase el Partido Popular

Según recoge su programa el PP centraría su acción con las pequeñas y medianas empresas en la mejora de su situación en materia de fiscalidad y financiación. Por una parte, en cuanto a fiscalidad, el PP propone una rebaja de hasta 10 puntos en el Impuesto de Sociedades cuando una pyme crezca y revierta sus beneficios. Además, plantea permitir que las pymes apliquen la nueva reserva de nivelación para reducir su tipo hasta el 22,5% y la reserva de capitalización para que el tipo baje hasta el 20%. En el ámbito de la financiación, si ganase el PP, se trabajaría para que las Administraciones Públicas facilitasen la actividad de las pymes y emprendedores, se fortalecerían los mecanismos de cooperación entre administraciones para reforzar la efectividad del Programa de Garantía de la Unidad de Mercado y se estudiarían fórmulas para evitar las barreras regulatorias. Además, se fortalecerían los mecanismos alternativos de financiación no bancarios y se daría plena efectividad a la nueva regulación de las plataformas de financiación participativa.

En lo que a autónomos se refiere, en un hipotético gobierno del PP, quienes iniciasen un negocio pagarían solo 50 euros al mes durante el primer año y los parados de larga duración que emprendieran estarían exentos de pagar IRPF los 2 primeros años. Seguidamente, el PP planea flexibilizar el régimen de aplazamientos en las cotizaciones en los autónomos, reforzando así los mecanismos de segunda oportunidad para este colectivo.

Por último, en lo que a emprendimiento se refiere, un gobierno del PP mantendría la fiscalidad reducida al 15% para nuevos emprendedores y los nuevos aspectos relativos a la base imponible y las deducciones, manteniendo en este último caso las ligadas a la creación de empleo y potenciando las actividades de I+D+i.

Si ganase el PSOE

Según se recoge en su programa electoral, un gobierno del PSOE mejoraría el entorno de negocios para situar a España entre los 10 primeros países del mundo en el Índice Doing Business. En materia de financiación y fiscalidad para pymes, el PSOE favorecería el crecimiento y diversificación de las pymes, a través de préstamos participativos y desde el capital riesgo público. Además, se potenciaría y ampliaría el Sello de Pyme Innovadora, para estimular la innovación empresarial y simplificar los trámites administrativos. Por otra parte, en materia de financiación el PSOE rebajaría al 0% el tipo de interés de los créditos blandos del Gobierno de España que financian proyectos de I+D empresarial y reconocen al inversor comprometido con el emprendimiento y la innovación. A continuación se promoverían medidas específicas de apoyo para la participación de las pymes en proyectos I+D con grandes empresas, estimulando de forma eficiente los binomios Empresa Tractora–Pyme.

En cuanto a autónomos, un hipotético gobierno socialista reformaría la Ley de Segunda Oportunidad y acercaría su cotización a la Seguridad Social a sus ingresos reales.

Respecto al emprendimiento, el PSOE crearía una línea ICO exclusiva para nuevas empresas, dedicada a cubrir la financiación de inversión y liquidez. Además, crearía la “Excedencia para Emprender”, con reserva de puesto de trabajo para aquellas personas que trabajen por cuenta ajena y que decidan iniciar un proyecto empresarial. Por otra parte, reduciría y simplificaría los trámites y costes administrativos para la creación de empresas, a través de la extensión de la tramitación telemática a todas las operaciones, y generalizaría la Declaración Responsable de los nuevos emprendedores. De la misma manera, crearía una ventanilla única para el ICO y un Visado Start-Up a coste simbólico y mínimos trámites.

Si ganase Unidos Podemos

La principal promesa de Unidos Podemos es el fomento de la economía social, con un plan de ayudas a los proyectos cooperativos que cumplan con los requisitos de igualdad, sostenibilidad e innovación. Si ganase esta coalición, en materia de financiación y fiscalidad de pymes, se reformaría el IRPF con la ampliación del número y los tipos de tramos en las rentas de más de 60.000 euros anuales, y se elevaría progresivamente el tipo marginal de cada tramo desde el 45% actual hasta alcanzar el 55% para rentas superiores a 300.000 euros anuales.

En el ámbito de los autónomos se aplicarían cuotas porcentuales y progresivas de la Seguridad Social, en función del rendimiento neto, para quienes facturen por encima del salario mínimo y un alta gratuita para aquellos que lo hagan por debajo. Además, se estudiaría la equiparación de las prestaciones del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos al Régimen General de la Seguridad Social y se posibilitaría el pago trimestral de las cotizaciones. Por otra parte, se informatizarían y simplificarían los trámites y se analizaría la posibilidad de desarrollar un régimen de cotizaciones a tiempo parcial, para que se pueda estar empleado por cuenta propia a media jornada. Finalmente, se estudiaría el desarrollo de la figura del autónomo de responsabilidad limitada, de modo que todos los autónomos respondan a las posibles deudas únicamente con los bienes profesionales que ellos decidan asociar a su actividad y no con todo su patrimonio.

En el segmento de los emprendedores, Unidos Podemos plantea desarrollar una Ley de Segunda Oportunidad, mediante la introducción de un proceso simplificado de reestructuración y cancelación de deudas para personas físicas y jurídicas. Además, planea fomentar el emprendimiento en sectores innovadores, particularmente en la economía digital.

Si ganase Ciudadanos

En caso de que ganase Ciudadanos, el panorama para las pymes en materia de fiscalidad y financiación se simplificaría. Por una parte, se establecería una bonificación en las cotizaciones de la seguridad social de las empresas que despidan menos y las que favorezcan el empleo estable. Asimismo, se aplicaría un Impuesto de Sociedades con un tipo único del 20% para todas las empresas, se giraría el 7,2% del beneficio neto anual de cuota de Seguridad Social y se establecería un IRPF progresivo que baje a todos los contribuyentes al menos un 3%, creando nuevos mecanismos de financiación para pymes. La apuesta más fuerte de ciudadanos es sin duda la creación de una agencia de apoyo a las pymes, tomando como modelo el Small Business Services británico, y de un programa de inversión para pequeñas empresas que posibilite el flujo de capital a las pymes mediante la asociación del gobierno con inversores privados. Además, se simplificaría la regulación y se eliminarían las trabas para el crecimiento de las empresas en un mercado transparente con igualdad de oportunidades. Por último, se favorecería la entrada de empresas innovadoras con fondos de inversión públicos de match funding para sectores estratégicos.

En materia de autónomos, si ganase Ciudadanos, estos no tendrían que pagar cuota si sus ganancias estuvieran por debajo del SMI mensual y a partir de dicha cifra la cuota sería progresiva y en función de los beneficios. Además, se darían más ayudas y apoyo a las trabajadoras autónomas durante y después del embarazo, se bonificaría la cuota de autónomos en su totalidad durante la baja por maternidad, o en caso de baja por riesgo, y se recuperarían las bonificaciones a trabajadoras autónomas que se reincorporen después de la maternidad. Por último, se potenciaría una nueva Ley de Segunda Oportunidad para personas endeudadas.

Finalmente, el panorama de los emprendedores se beneficiaría de subvenciones a la creación de empresas a los emprendedores que sigan cursos básicos de formación para el emprendimiento y se simplificaría el régimen de contabilidad de las pymes con una deducción de 2000 euros para las empresas que invirtiesen en compañías de nueva creación.

Para Luis Pardo, Consejero Delegado y Primer Ejecutivo de Sage Iberia, “para Sage es un privilegio apoyar día a día a emprendedores, autónomos y pequeñas y medianas empresas y pedimos a todos los partidos políticos que cumplan sus promesas electorales en beneficio de estos héroes que son el verdadero motor de nuestra economía, representando el 99,9% del tejido empresarial y contribuyendo con 2/3 de la creación de empleo”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*