La Policía Local tiene en marcha una campaña especial para controlar el consumo de alcohol en los parques

Como cada año en estas fechas, la Policía Local de Boadilla del Monte está realizando una campaña especial de control de consumo de alcohol en los parques que se extenderá hasta mediados del mes de julio. El objetivo es evitar dicho consumo, especialmente en el caso de los menores de edad, y controlar la celebración de los llamados botellones por lo que pueden afectar a la convivencia y el descanso de los vecinos.

Durante estas semanas, patrullas policiales visitan  los principales parques de la localidad en distintos turnos, a partir de las 20:30 horas y hasta la madrugada.  Además de identificar y sancionar a los infractores que se encuentren consumiendo alcohol en la vía pública, también se vigila el cumplimiento de la normativa en lo que respecta a la tenencia de animales domésticos y a la realización de actos vandálicos (pintadas, daño a mobiliario urbano…)

En las semanas que lleva en marcha la campaña se han presentado 8 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, 5 denuncias de consumo por parte de menores y otras 5 por consumo de hachís. Además se han denunciado 4 locales por venta de alcohol a menores y ha habido una solicitud de cierre de local por reincidencia.

La normativa prevé sanciones económicas por el consumo de alcohol en espacios públicos cuando cause molestias a los vecinos o altere la convivencia.  Igualmente prohíbe el uso de envases de cristal o de lata así como tirar al suelo o depositar en la vía pública recipientes de bebida.  Cuando la infracción sea cometida por menores, los padres tendrán una responsabilidad civil subsidiaria y serán responsables directos de las mismas siempre que se observe por su parte culpa, negligencia o simple inobservancia.

En lo relativo a la tenencia de perros, la normativa indica la necesidad de llevarlos por la calle con correa y bozal si el temperamento del animal así lo aconseja extremando las precauciones en el caso de razas potencialmente peligrosas. No podrán entrar en zonas infantiles ni ir sueltos en zonas urbanas siendo obligatoria en cualquier caso la recogida de excrementos en aceras, paseos, jardines y lugares de tránsito peatonal. Igualmente se prohíbe la permanencia de perros en parcelas o terrazas en horario nocturno si ocasionan molestias a los vecinos.

Los agentes policiales vigilarán el cumplimiento de la normativa denunciando en cada caso las infracciones susceptibles de ser sancionadas.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*