La alcadesa de Pozuelo comprueba el final de las obras de mejora realizadas en distintas instalaciones municipales este verano

El Consistorio ha invertido cerca de 110.000 € en mejorar los colegios públicos del municipio y 35.000 € en cambiar la cafetería y cocina del centro de mayores del pueblo

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, acompañada del concejal de Obras, Pablo Gil, comprobó ayer el avance de las obras que se están realizando en distintas instalaciones municipales durante este verano. A lo largo del recorrido, la primer edil visitó los centros educativos Divino Maestro, en donde se han remodelado los baños de un pabellón y Príncipes de Asturias, en donde se ha pavimentado una zona de juego para los niños.

Además, el Consistorio, que ha invertido cerca de 110.000 euros en estas mejoras realizadas, también ha renovado el techo acústico del Pinar Prados, ha sustituido la red de distribución de agua sanitaria del San José Obrero y ha colocado una puerta de emergencia en la escuela infantil La Encina. Además, se han pintado las aulas de los colegios Infanta Elena y San José Obrero. Estas nuevas actuaciones se suman al trabajo ordinario que el Ayuntamiento ya realiza durante el curso en el mantenimiento de estos centros.

Pérez Quislant también se acercó hasta el centro municipal de mayores Padre Vallet en donde visitó la cocina y la cafetería. Estas dos instalaciones ya están en funcionamiento y abiertas al público tras haber sido reformadas durante el periodo estival, lo que ha supuesto un desembolso de 35.000 euros. Durante este recorrido, la primer edil charló con las personas mayores que estaban en el centro y les recordó las ventajas que el Consistorio pone a su disposición aquí como son los precios reducidos en los servicios de cafetería y peluquería.

Por último, la alcaldesa se acercó hasta el edificio municipal de la Avenida Juan XXIII, 2, en donde hasta hace poco tenían su sede las asociaciones Foro Pozuelo y Casa de Extremadura. Pérez Quislant, que estuvo acompañada por un equipo de técnicos municipales, recorrió la instalación para valorar el estado en el que se encuentra.

Estas obras, que suman una inversión de 145.000 euros, se están realizando durante este periodo estival con el objetivo de evitar molestias a los vecinos y poder tener a punto las distintas instalaciones de cara al nuevo curso. De hecho, en septiembre casi 20.000 escolares vuelven a las aulas y cerca de 6.000 personas, de más de 65 años, retomarán su rutina como usuarios de los centros de mayores de la ciudad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*