Passengers

La historia: Los recursos de La Tierra comienzan a agotarse y una empresa de alta tecnología construye una nave espacial para colonizar nuevos mundos. Después de encontrar un planeta con posibilidades de habitabilidad, reclutan a 5000 voluntarios para viajar al espacio. El viaje tiene una duración estimada de 120 años, por lo cual los pasajeros estarán en estado de hibernación durante todo el trayecto. El problema surge cuando Jim (Chris Pratt) y Aurora (Jennifer Lawrence) despiertan a medio camino del viaje espacial. La película y el viaje acaban de comenzar…

La crítica: El año 2016 en el cine, se podrá recordar entre otras cosas, por un nuevo renacer del género cinematográfico de la ciencia-ficción, que definitivamente ha vuelto para quedarse. ‘Passengers’ firma una correcta rúbrica con vocación de espectaculo visual para el público mayoritario. ‘La quinta ola’, ‘Rogue One, una historia de Star Wars’, la nominación a mejor película de ‘Marte’ en los Oscars y la excelente ‘La llegada’, han sido las responsables de esta buena noticia para los amantes del género. Otros intentos por recuperar cinematografías como el western no han salido tan bien parados, aún así es de aplaudir cualquier intento por dar variedad al mundo del cine. Pero hablemos mas en profundidad de ‘Passenggers’ que es lo que toca hoy.

El talentoso director noruego Morten Tyldum (‘The imitación game’) ha sido «reclutado» por Hollywood para llevar a cabo esta superproducción intergalactica y nunca mejor dicho. Es un trabajo de encargo ya que el cerebro y guionista de la producción es el especialista Jon Spaights (Prometheus, Dr. Extraño) que salda un libreto muy bueno de salida y que se edulcora en su parte final quizás en demasía. Ya sabemos que es tiempo de Navidad y de dulces sueños, no seré yo el que me oponga a ellos, el cine también es divertimento y popcorn. Desde esta perspectiva, la propuesta se salda con un moderado acierto y nos puede servir de perfecta excusa para salir a la carrera al cine, si vemos que alguna comida navideña se complica con alguna atribulada discusión.

passengers-167140723-large

Dos jóvenes atractivos, inteligentes y con una nave espacial entera para ellos solos… Mientras, casi 5000 almas durmientes esperan su despertar. El universo como fondo de pantalla. ¿Se dedicarán a jugar a los «médicos» o se enredaran en interminables discusiones? tiempo tendrán para todo esto y mucho más. El regreso a La Tierra es matemáticamente imposible y los años que quedan para llegar al nuevo planeta son numerosos. Partiendo de esta insólita situación, surgirán todo tipo de sentimientos encontrados entre los protagonistas.

Y de soledad nos habla la cinta, este es el aspecto más destacable del mensaje a transmitir. Y de como el miedo a estar solos en el universo, nos puede llevar a cometer actos que en la cotidianeidad de nuestra vidas no nos llegaríamos a plantear. En todo caso no es una película intelectual o cerebral, más que un mensaje a transmitir lo que se trata es de divertirnos y desconectar de nuestra rutina habitual. En esto es honesta y para mí esto tiene un valor añadido, la cinta no trata de embaucar con teorizaciones infinitas, es lo que es y no renuncia ello. Por lo tanto en su sinceridad esta su mayor virtud.

Técnicamente es donde encontramos los mayores aciertos de la producción. Los efectos especiales son lógicamente impresionantes, incluyendo la edición de sonido.

Las butacas de la sala retumban cuando la aeronave espacial navega ante una gigante roja o cuando recibe una lluvia de meteoritos bien sincronizada. Musicalmente, también disfrutaremos de la banda sonora de Thomas Newman y de la dirección artística que en cuanto a decorados y presentación de la nave son visualmente una auténtica maravilla.

passengers-409547440-large

En el reparto Chris Pratt interpreta con asepsia al personaje de Jim. Él es un joven mecánico en busca de una nueva vida en el planeta de destino, quizás algo de frialdad destila en escena. También es cierto que que es opacado en cuanto Jennifer Lawrence aparece en pantalla, un mito viviente del cine que a sus 26 años acumula ya cuatro nominaciones y un Oscar de la Academia de Hollywood. Sin apenas despeinarse vuelve a brillar en escena una vez más. En esta ocasión, interpreta a Aurora, una joven escritora con el sueño de visitar otro planeta para contar la historia de un nuevo comienzo. Laurence Fishburne interpreta con buen criterio a un personaje secundario en la trama que despierta por momentos. De dar vida a un entrañable androide, se encarga Michael Sheen y lo hace muy bien.

En conclusión, nos vamos a encontrar con un espectáculo para un amplio espectro de público y que funciona bien como entretenimiento. Lejos de las últimas propuestas más profundas que está generado la ciencia-ficción, no por ello deja de ser una cinta divertida para evadirnos de nuestras rutinas. Desde luego no busquemos aquí un producto «Kubrick o Ridley» porque ni lo es, ni pretende serlo. En cualquier caso, de vez en cuando cine & palomitas también son una buena opción. ¡Pasajeros a bordo!

Nota: 7/10.

En la ficha de la película información sobre fechas de estreno.

Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Morten Tyldum.
Reparto: Jennifer Lawrence, Chris Pratt, Laurence Fishburne, Michael Sheen.
Guión: Jon Spaights.
Música: Thomas Newman.
Fotografía: Rodrigo Prieto.
Duración: 116 minutos.
Estreno EEUU: 21 de diciembre de 2016.
Estreno Colombia: 22 de diciembre de 2016.
Estreno México: 25 de diciembre de 2016.
Estreno Chile: 29 de diciembre de 2016.
Estreno España y Venezuela: 30 de diciembre de 2016.
Estreno Argentina y Perú: 5 de enero de 2017.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*