El PSOE exige mediante denuncia ante la Agencia Tributaria que la Federación de Fútbol pague impuestos

Las cantidades no pagadas a la hacienda pública pueden ascender a centenas de millones de euros

Miguel Ángel Ferrero (izq.) atendiendo a representantes de medios de comunicación

El PSOE de Las Rozas ha presentado ante la Agencia Tributaria (AEAT) escrito de denuncia mediante el cual reclama a la Real Federación Española de Fútbol que pague el IBI y todos los impuestos ya que actualmente no los paga.

La denuncia se inicia por la reciente exención del IBI pero alcanza también al resto de los impuestos de los que está exonerada la RFEF: los impuestos de Sociedades, a los Impuestos sobre Transmisiones Patrimoniales y a los impuestos de Actos Jurídicos Documentados.

La causa de la denuncia es un Decreto dictado por el Ayuntamiento de Las Rozas el 19 de septiembre que resuelve reconocer la exención en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles a la RFEF y en el anterior dictamen de la AEAT en el mismo sentido.

Miguel Ángel Ferrero, Portavoz del Grupo Municipal Socialista de Las Rozas y firmante de la denuncia, manifiesta que “no se explica que la AEAT y el Ayuntamiento eximan del pago de impuestos a una entidad sin ánimo de lucro pero con muchos lucros”. “Los motivos de la denuncia” continúa Ferrero “son los desaciertos de estas entidades a la hora de aplicar la Ley”.

Según la denuncia de los socialistas, la ley que permite la exención también obliga a cumplir con unos requisitos que la RFEF incumple de manera sistemática  y lacerante.

Estos requisitos son tener unas cuentas limpias y claras, que muestren la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa. A tal efecto, en la contabilización de las operaciones se atenderá a su realidad económica y no sólo a su forma jurídica. También exige la Ley “que cumplan las obligaciones de rendición de cuentas, que elaboren anualmente una memoria económica en la que se identifiquen los ingresos, gastos e inversiones correspondientes a cada proyecto o actividad… que muestren las retribuciones, dinerarias o en especie, satisfechas por la entidad a sus patronos, representantes o miembros del órgano de gobierno.

Precisamente lo contrario de lo que muestra la auditoría “paralela” del Consejo Superior de Deportes, en el Auto del Magistrado del Juzgado Central 1 de la Audiencia Nacional que transcribe conversaciones grabadas y en las  investigaciones de otros juzgados, de la UCO, así como lo manifestado en otras auditorías.

La RFEF infló sus cuentas en más de 53.000.000 de euros en tan sólo dos ejercicios, en los que también maquilló los apartados correspondientes a gastos por desplazamientos, cesiones de derechos de publicidad, televisión o patrocinios presentando un escenario de alteraciones contables constantes. O por ejemplo en una transcripción de llamada grabada por el magistrado de la Audiencia Nacional: “hay diez millones que se entregan a las federaciones territoriales…Que nadie sabe, nadie conoce, qué forma ni qué manera, ni a quién le va ni a quién no le va… y que esa ha sido la tónica general de la gestión de reparto de fondos, sino la tónica general …es esa la política que se ha hecho.”

“Lo cierto es que”, según el Portavoz Socialista, “son ingentes los hechos relatados por el Auto y en las auditorías sobre los tejemanejes efectuados con las cuentas”.

Todos estos hechos nos permiten afirmar que la RFEF debe pagar sus impuestos en aplicación de la ley 49/2002, al menos desde 2009 hasta la actualidad. Por tanto “exigimos a la Agencia Tributaria que investigue a la RFEF y deje de eximirla del pago de impuestos ya que incumple los requisitos necesarios para que se dé esta exención” ha declarado Miguel Ángel Ferrero.

Con todo lo descrito anteriormente, la RFEF podría ser deudora de cantidades que se cifrarían en centenas de millones y debería pagarlos a la Hacienda Pública por eso es necesario que la Agencia Tributaria investigue y deje de exonerarla del pago.

Denuncia ante el Consejo Superior de Deportes

El detonante de esta denuncia ha sido el citado decreto del Ayuntamiento de Las Rozas de 19 de septiembre y el escrito de la AEAT que establecen la exención del IBI (150.000 € solo de este año).

La Ley de Transparencia debe aplicarse si se perciben ayudas por valor superior a 100.000 €.

Durante años, la RFEF ha estado renunciando a subvenciones millonarias porque haberlas aceptado le obligaría a rendir cuentas públicas de los sueldos de los directivos, publicar sus perfiles y trayectorias profesionales y dar explicaciones sobre los contratos firmados, con indicación del objeto, duración, el importe de licitación y de adjudicación. Esta renuncia ha perjudicado de manera flagrante al fútbol base.

Pero es “ahora, por pedir la exoneración de un año de IBI en Las Rozas” cuando la RFEF “tendrá que rendir todas las cuentas a la vez”, ha declrado Ferrero. “No es la primera vez que pillan a alguien por lo más insospechado, y en este caso por un impuesto de un ayuntamiento”

El magistrado juez del Central 1 de la Audiencia Nacional ha dicho sobre esto “ha pretendido desvincularse de la percepción de subvenciones públicas con la finalidad de eludir el control financiero y contable consecuencia de la aplicación de la Ley de Transparencia.”

También, ha recordado Ferrero, que “la RFEF renunció a todas las subvenciones millonarias del estado porque no estaban en condiciones de cumplir con la obligación de que haya tres mujeres en su junta directiva”, a pesar de los éxitos del fútbol femenino. Este hecho solo cabe adjetivarlo, según el Portavoz Socialista como  “absolutamente denigrante” y concluye “se trata de una actitud casposa, retrograda, prepotente y machista de estos directivos con las mujeres”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*