Las casas de subastas, motores económicos en auge

Las actividades de compra venta de arte, antigüedades y joyas a través de las casas de subastas han dado lugar hoy en día a la consolidación de uno de los sectores con mayor peso y volumen en la economía mundial. De hecho en los últimos años se han llegado a facturar en este tipo de negocios más de 50.000 millones de euros a lo largo y ancho del planeta. Cifras que en cada ejercicio económico aumentan progresivamente.

Existen en España cientos de casas de subastas, entre las que proliferan cada vez más las casas online, siendo las subastas en Madrid las favoritas de muchos coleccionistas por el gran movimiento de público que generan, lo que a su vez redunda en unas mayores ventas, que otorgan así una relevancia estratégica a las subastas de la capital.

El auge del sector ha dado lugar asimismo a la creación de guías de casas de subastas, fundamentalmente en formatos online, que contienen una relación de las más importantes y/o de las consideradas incluso las mejores. Entre éstas destaca Goya Subastas, con apenas una docena de años de vida, cuyo éxito está basado en la gran experiencia previa y conocimiento que tienen sus fundadores del mundo del arte.

Ese éxito, como el del resto de casas de subastas del mundo, radica en la capacidad de poner a disposición de los potenciales compradores, esto es, empresas y coleccionistas de manera general, de verdaderos tesoros, de piezas únicas y singulares, de objetos bellísimos y muy valiosos, inalcanzables prácticamente o imposibles de conseguir no siendo por esta vía.

Y es que las subastas dan la posibilidad de hacerse con piezas espectaculares a los precios que marca el mercado, en función de la demanda. Por tanto, bien podemos decir que lo adquirido mediante este sistema se consigue a un precio justo. Esta es una de las ventajas del sector, junto con otro atractivo insoslayable para los compradores ya habituales, buenos conocedores del sistema: la emoción que conlleva la puja en sí misma, pujar por cada artículo o producto deseado.

Aunque las subastas de obras de arte, especialmente las históricas, así como de joyas de gran calidad, son las actividades de este tipo de compra venta más conocidas mundialmente, muchas casas de subastas ofertan públicamente asimismo una diversidad de productos amparados en el exitoso funcionamiento del sistema: muebles, relojes, vehículos de alta gama, piezas de coleccionismo, diamantes… Incluso fósiles de dinosaurios.

En dicho sentido las casas de subastas más antiguas estructuran y clasifican su gran diversidad de productos en categorías. Algunas casas cuentan con decenas de ellas. Además disponen de completos catálogos en los que aparecen las imágenes de los objetos y artículos, y con una numeración acorde con el orden en el que se subastarán, lo que facilita a los interesados la operación de puja. Por otra parte, las principales casas de subastas ofrecen la opción de poder pujar online a través de hojas de puja que se pueden descargar, rellenar con los datos correspondientes, firmar y enviar por distintas vías, lo que facilita enormemente la participación en las subastas desde la comodidad del hogar, pues no es necesario a tal fin moverse de casa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*