El efecto de la aparición de nuevas sustancias para las personas drogodependientes

La pandemia ha originado grandes cambios en nuestras vidas en poco tiempo, tanto a nivel laboral como personal, y ello nos ha obligado a adaptarnos rápidamente a la nueva realidad. La pandemia también ha afectado al consumo de drogas por parte de personas drogodependientes, que han alterado sus hábitos en el último año.

En cualquier centro de drogodependencia se ha podido percibir como ahora hay más ingresos de drogodependientes al cannabis que a la cocaína o al éxtasis (MDMA), asociadas en mayor medida a su uso en entornos festivos o grupales, algo que durante la pandemia ha contado con grandes restricciones.

Menos consumo de drogas habituales durante la pandemia

El Informe Europeo sobre Drogas 2020: Tendencias y novedades, que ha sido publicado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA) ha analizado las consecuencias del confinamiento domiciliario en el consumo de drogas en Europa. Y las conclusiones parecen ser claras.

Por un lado se ha reducido el consumo de drogas habituales asociadas a contextos sociales (cocaína, éxtasis…) pero se ha detectado un alarmante crecimiento en el consumo de otras drogas, como el cannabis o las benzodiacepinas. Es algo que se está percibiendo en cualquier centro de rehabilitacion de drogas, donde acuden personas de todas las edades que han caído en la adicción a alguna de estas sustancias.

Según este informe europeo, el consumo de estas sustancias “constituyen un motivo de creciente preocupación”, ya que pueden ser incluso adquiridas a través de mercados online. Una de las benzodiacepinas más demandadas a través de Internet es el medicamento Etizolam, autorizado en la mayoría de países europeos, pero que está presente en los mercados de drogas.

Esto pone de manifiesto que los traficantes y vendedores de drogas han diversificado su negocio adaptándose a la demanda de los drogodependientes durante el confinamiento. Han apostado por la comercialización de drogas alternativas que son más consumidas en casa que en eventos sociales y así mantienen cautivos a los drogodependientes en sus adicciones.

Cómo afecta a la salud de las personas adictas

La irrupción con fuerza de estas nuevas drogas pone de manifiesto la fortaleza de este mercado negro y lo fácil que tienen los drogodependientes el acceso a drogas, también durante el confinamiento con limitaciones de movilidad. La salud de las personas adictas se ha visto igualmente perjudicada, aunque muchos han tomado conciencia durante el confinamiento y han dado pasos adelante para superar sus adicciones.

La asistencia a un centro desintoxicacion madrid se ha multiplicado en los últimos meses y muchos drogodependientes han encontrado ahora el momento perfecto para dejar atrás su adicción. Y es que, rodeados de la familia y pasando mucho tiempo en casa, muchos han tomado conciencia sobre el estilo de vida perjudicial que llevaban antes de que la pandemia llegara.

La aparición y auge de nuevas drogas supone un riesgo para los drogodependientes porque tienen acceso a un mayor abanico de posibilidades. Una lucha en la que los centros de desintoxicación juegan un papel clave en superar las adicciones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*