Cómo aliviar eficazmente las alergias alimentarias en gatos

Las alergias alimentarias son uno de los problemas de salud más comunes en los gatos. Con síntomas como picazón, hinchazón y diarrea, las alergias alimentarias pueden ser realmente debilitantes para tu gatito. Y, sin embargo, puede ser difícil determinar exactamente a qué es alérgico tu gato, lo que dificulta el tratamiento de sus síntomas.

Entonces, ¿qué son las alergias alimentarias felinas? ¿Cuáles son las alergias alimentarias más comunes en los gatos? ¿Cuáles son los síntomas más comunes de las alergias alimentarias en los gatos y cómo puedes tratar las alergias alimentarias de tu gato? En este artículo, presentaremos las respuestas a estas y otras preguntas. Por tanto, sigue leyendo para descubrir qué puedes hacer respecto a las alergias alimentarias en gatos.

¿Qué son las alergias alimentarias felinas?

Si tu gato tiene una alergia alimentaria, quiere decir que tu gatito padece síntomas negativos como resultado de comer un ingrediente en particular de su dieta. Cuando tu gato come ese alimento, su sistema inmunológico reacciona de manera inusual a los antígenos del ingrediente.

¿Cuáles son las alergias alimentarias más comunes en los gatos?

Lo más probable es que los gatos sean alérgicos a los alimentos ricos en proteínas; esto incluye lácteos, pollo, pescado y carne de res (vaca). Sin embargo, también son posibles otras alergias.

¿Cuáles son los síntomas de una alergia alimentaria felina?

Si tu gato tiene alergia a los alimentos, los síntomas más comunes son la inflamación crónica de la piel y la picazón. Puedes notar enrojecimiento e hinchazón alrededor de la  cara, orejas, axilas, piernas, patas, ingle y vientre del gato. Si tu gato tiene mucha picazón, notarás que se acicala con más frecuencia. Si tu gato se está acicalando excesivamente, ¡incluso puedes ver zonas sin pelo!

Otro signo de alergias alimentarias en los gatos son las infecciones recurrentes de la piel o del oído. Las infecciones recurrentes suelen ser el único signo de alergia de un gato.

Otro síntoma típico de alergia alimentaria en los gatos son los problemas gastrointestinales, como la diarrea y los vómitos. La picazón en el recto también es común; puede notar que su gato «corretea».

Si tu gato tiene alergia a los alimentos, también puede tener dificultades para defecar. Puede que tu gato se esfuerce mucho para hacer caca o puede que haga caca con más frecuencia.

¿Cómo puedo tratar las alergias alimentarias de mi gato?

Si has llevado a tu gato al veterinario para confirmar un diagnóstico de alergias alimentarias, tu veterinario probablemente te recomendará que hagas una prueba de alimentos. Una prueba de alimentos te permite averiguar exactamente a qué ingrediente es alérgico tu gato.

Tu veterinario te puede recomendar uno entre distintos tipos de alimentos para probar. Una posibilidad es la dieta de proteínas hidrolizadas. Las otras opciones son una nueva dieta de proteína, casera o bien cualquiera disponible en tiendas.

En la dieta de proteínas hidrolizadas, las proteínas de la comida para gatos se descomponen a medida que el sistema inmunológico de tu gato ya no las reconoce. De este modo, tu gato podrá comer el ingrediente al que es alérgico sin sufrir una reacción.

Sin embargo, en una dieta casera de proteínas, tú preparas una comida para tu gato que no contenga ninguna de las proteínas que se encuentran en la comida que tu gatito comió anteriormente, también tienes la opción nueva, menos tediosa y más cómoda, disponible en tiendas: la dieta proteica.

Independientemente de lo que recomiende tu veterinario, hay algunas cosas que debes vigilar durante la prueba alimentaria de tu gato. En primer lugar, debes asegurar que tu gato no tenga acceso a ningún otro alimento durante la prueba. Por tanto, esto significa limpiar los platos inmediatamente después de la cena y no dejar migas debajo de la mesa. ¡Esto puede ser difícil si tu gato es especialmente ágil!

En segundo lugar, también debes recordar no alimentar a tu gatito con golosinas o suplementos durante la prueba alimentaria. Incluso estos pueden retrasar el resultado de la prueba y causar síntomas adversos a tu gato.

¿Cuál es el próximo paso para mi gato?

Después de que tu gato complete la prueba alimentaria, puedes pasar a hacer un reto alimentario. Para hacer un reto alimentario, introduce lentamente los alimentos que solía comer tu gatito en su dieta mientras mantienes un registro cuidadoso de cuándo introdujiste los alimentos y cómo reacciona tu gato a cada uno de ellos.

Si notas que vuelven a aparecer los mismos síntomas, sabrás con certeza que tu gato tiene una alergia alimentaria. Si la inflamación de la piel de tu gato persiste, es posible que tu gato tenga una alergia ambiental.

¿Es la proteína hidrolizada una buena opción?

Como hemos mencionado antes, con la proteína hidrolizada, las proteínas de la comida se han descompuesto de manera que el cuerpo de tu gato no puede reconocerlas. De esta forma, tu gato no muestra ningún síntoma negativo. Entonces, esto debe ser una buena idea, ¿no?

Los alimentos que contienen proteínas hidrolizadas están bien para una prueba alimentaria. Sin embargo, el hecho de que la comida se haya hidrolizado no significa que tu gato ahora pueda digerir la proteína, aunque tu gato no tendrá una reacción alérgica. Debido a esto, un gato con alergias que ingiera comida para gatos hidrolizada no obtendrá mucho valor nutritivo de la comida.

Si tu gato tiene alergias, no debes alimentarlo con los ingredientes a los que es alérgico. En lugar de eso, necesitas encontrar una fuente de proteína diferente.

¿Qué pasa con la comida para gatos a base de insectos?

La comida para gatos a base de insectos puede ser una buena y novedosa fuente de proteína para tu gatito. Es muy poco probable que tu gato sea alérgico a la proteína que se encuentra en los insectos. La mayoría de los alimentos para gatos a base de insectos tampoco contienen granos y están hechos solo con los ingredientes que tu gatito necesita. Esto significa que tu gato no volverá a estar expuesto a otros alérgenos potenciales.

Hoy en día, muchas empresas ofrecen para tu mascota diferentes tipos de alimentos a base de insectos. Por ejemplo, I Love My Cat hace comida para gatos seca y húmeda a base de insectos a partir de ingredientes 100% naturales. Con ingredientes como salmón y aceite de linaza, así como arándanos y tomates secos, a tu gato le encantará el delicioso sabor, ¡y a ti te encantará la mejora en su salud!

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*