José Torresma, autor de Aventuras y desventuras de un actor en Los Ángeles: «El Sueño Americano es posible, pero a un precio muy alto, hipotecando tu vida»

José Torresma

Por Eva Fraile de La Reina Lectora

La gran aventura de José Torresma quizá no fuera haberse embarcado en un viaje a Estados Unidos para buscarse la vida como actor; quizá haya sido contarlo todo después, porque, aunque asegura que aún no se ha convertido en una pasión, el gusanillo de la escritura ya corre por sus venas, impulsando sus proyectos futuros. Charlamos con él sobre la vida en Estados Unidos, sobre tópicos de la meca del cine y sobre este Aventuras y desventuras de un actor en Los Ángeles que publica con Caligrama.

Viviste el final de la era Obama y el inicio del Trumpismo, una época interesante para vivir in situ.

Efectivamente, yo estaba presente en Estados Unidos cuando Donald Trump ganó las elecciones en el 2016. De hecho, fue muy curioso, porque mis amigos americanos me decían que no iba a ganar Trump, que era casi imposible, y yo les decía que sí ganaría, no tenía absolutamente ninguna duda. Trump salía en los medios de comunicación constantemente, en una campaña publicitaria muy agresiva, proclamando a viva voz lo que muchísimos americanos pensaban pero no se atrevían a decir en voz alta. Hillary Clinton lo tenía muy difícil por ser la esposa de un expresidente de Estados Unidos. Así que era fácil acertar.

1¿Qué hay de cierto en el Sueño Americano?

Si luchas, te esfuerzas y te dejas la piel, puedes conseguir ese sueño americano, pero a un precio muy alto, hipotecando tu vida. Desde mi punto de vista, puedes labrarte un buen futuro en Estados Unidos, pero es muy difícil llegar a tener una  buena calidad de vida como tenemos en España. Allí se lleva en la sangre la cultura del trabajo duro, y en España se lleva dentro la cultura del bienestar y la buena vida. Basta poner este ejemplo: en EE. UU. el promedio de vacaciones anuales es de unas dos semanas; en nuestro país, es un mes más festivos, y, si añadimos excedencias, bajas laborales y demás, nos encontramos con una diferencia brutal, porque allí esos derechos no los tienen como aquí.  Por eso EE. UU. no ve factible el sistema de seguridad social del que disponemos en España, porque cuesta muchísimo dinero y no es rentable, supone más gastos que beneficios, y no hay que olvidar que la Seguridad Social en EE. UU. no existe, por tanto, lo que buscan siempre es el negocio no la asistencia sanitaria de los ciudadanos, lo que provoca que muchos de ellos se automediquen y no puedan ir al médico por la imposibilidad de pago.

¿Es más difícil conseguir un papel en España que en la meca del cine?

Sí, eso creo, y lo digo por propia experiencia. Cuando llegué a EE. UU. me sentí más valorado como actor que en mi propio país. Tuve la oportunidad de actuar en dos obras de teatro, una película independiente y además conseguí representante y mánager al poco tiempo de llegar. Los americanos admiran la energía de los actores extranjeros y su esfuerzo hasta el punto de que te tengan en cuenta para formar parte de sus producciones. El problema es que para conseguir eso debes tener el visado para poder trabajar de actor profesional y así poder declarar impuestos en su país.

¿Te sientes más cómodo ante la cámara o ante el papel en blanco?

La verdad es que estoy más acostumbrado a la cámara que al papel en blanco, pero debo decir que me he sentido muy a gusto ante el papel en blanco porque no me he tenido que estrujar mucho el cerebro para escribir mi libro, ha fluido de una forma sorprendente.

¿Te ha gustado la experiencia, piensas seguir escribiendo?

Sí, me ha encantado. Ya tengo otro libro en proyecto, seguramente para escribirlo el próximo año 2022. Hasta ahí puedo contar, jeje.

Ya habías recibido algún galardón como actor. ¿Qué importancia tiene para ti que tu libro haya recibido el Sello Talento de Caligrama?

Sí, así es. El año 2019 recibí el premio al mejor actor por una película que protagonicé titulada Retorno, del director mallorquín Marcos Callejo, en el Festival internacional de Cine Films Infest, que se celebra cada año en mi ciudad natal, Palma de Mallorca. Fue una verdadera sorpresa recibir el Sello Talento de Caligrama porque este es el primer libro que escribo. Había escrito guiones de cortometrajes, pero nada más. Ha sido algo muy bonito porque no me lo esperaba.

¿Ya tenías alguna experiencia previa escribiendo o podría decirse que has encontrado una nueva pasión?

Podemos decir que he encontrado una nueva forma para contar mis historias, todavía no se ha convertido en pasión, pero imagino que, con el paso del tiempo, podría suceder.

¿Qué te gustaría aportar al público como escritor?

Me gustaría que el lector se sienta partícipe en las historias que estoy contando, pero, sobre todo, que mi obra le haga reflexionar, replantearse cuestiones importantes de la vida y que pueda sentir que ha aprendido algo que no sabía antes de leer el libro. Como dice el popular refrán: «No te acostarás, sin saber una cosa más».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*