Las estudiantes rechazan el anteproyecto de Ley Orgánica del Sistema Universitario

El sindicato estudiantil Estudiantes en Movimiento, que se refiere a la ley como #LOSUspende, denuncia que se pretende culminar la mercantilización de la Universidad y la expulsión de las estudiantes populares.

Representantes de 'Estudiantes en movimiento' en una imagen de archivo / Foto: FB EeM

El Ministerio de Universidades presentó el pasado mes el Anteproyecto de Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU). Desde entonces, han sido numerosos los agentes que, como Estudiantes en Movimiento, han mostrado su más firme rechazo a la Ley con la que se pretende culminar la mercantilización de la Universidad y la expulsión del pueblo de esta.

Según el Anteproyecto presentado, las elecciones al equipo rectoral pasarían a poder definirse por un comité ajeno a la comunidad universitaria y designado en base al interés de la financiación privada. Después de tomarse a broma el descontento de las estudiantes, el sindicato afirma que va a verse forzado a rectificar en este aspecto, volviendo a un sistema de sufragio universal ponderado en el que las estudiantes, afirman, siguen teniendo un peso mínimo.

El sindicato estudiantil afirma que «no debemos dejarnos engañar», y que “lo importante” se encuentra en otros puntos del texto presentado:

  • Los canales de participación institucional siguen siendo completamente insignificantes para la transformación real de la vida universitaria. Todo depende de los equipos rectorales y del Consejo Social.
  • Se ha dado una ampliación de las competencias del Consejo Social, órgano en el que acoge la representación de las empresas con las que colabora cada universidad.
  • Las desigualdades sociales de las estudiantes no son atajadas, y se reproduce la precariedad del Personal Docente e Investigador (PDI), manteniendo la tasa de reposición.

Las estudiantes denuncian que el Gobierno pretende implementar, auspiciado por la Unión Europea, el mismo modelo que rige en la mayoría de países componentes, caracterizado por una nula participación estudiantil en la organización de la educación e investigación universitarias regidas por los intereses empresariales, es decir, “más Plan Bolonia”.

1
Cartel de la campaña de EeM

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*