Carmen Palomo Pinel gana el XXXII Premio Nacional de Poesía José Hierro

De la Universidad Popular de San Sebastián de los Reyes

Carmen Palomo

El XXXII Premio Nacional de Poesía José Hierro, que otorga la Universidad Popular José Hierro del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, ha recaído en esta edición en el poemario ‘Dido’, de Carmen Palomo Pinel (Madrid, 1980).

El jurado del Premio José Hierro, compuesto por Pureza Canelo, Ángel García López, Olvido García Valdés, Antonio Hernández y Manuel Rico Rego, quien ocupa la vacante que dejó Joaquín Benito de Lucas, recientemente fallecido, ha destacado “lo originalidad y arriesgado de la obra ganadora; además, innova el lenguaje que emplea sin renunciar a lo clásico”.

En esta edición, se han presentado 312 obras, “algunas con una excelente calidad”, aseguran los miembros del jurado y a cuyos autores también felicitan y animan a continuar con su actividad literaria.

“La obra ganadora es un libro brillante, que transmite frescura y una inmensa calidad literaria tratándose de una autora aún muy joven. Cuando le he comunicado que había obtenido el premio, se sintió muy emocionada”, comenta Tatiana Jiménez (PSOE), concejala de Cultura.

Carmen Palomo es doctora con Premio Extraordinario en Derecho Romano, materia de la que es profesora en la Universidad CEU San Pablo de Madrid y madre de tres hijos. Como escritora y poeta ha obtenido numerosos reconocimientos. En 1998 obtuvo el premio ‘Miguel Hernández’ y, en 2006, ganó el Concurso Internacional de Sonetos Memorial Bruno Alzola.

“Me sentí muy, muy emocionada y contenta al saberlo -dice, la ganadora del Premio Nacional de Poesía José Hierro-. Cada premio es muy diferente, pero este me hace especial ilusión porque lleva el nombre de uno de mis poetas favoritos; por los miembros del jurado, todos ellos admiradísimos y que hayan hablado así de mi poemario es una felicidad”.

Este mismo año, Carmen ha logrado el accésit del Premio Pilar Fernández Labrador y resultó ganadora del Premio Gravitaciones, con la obra ‘Madre de cenizas’.

“Ganar el José Hierro es, además de un honor y también una responsabilidad. Este poemario es arriesgado. Lo escribí de forma diferente, con la intención de darle rienda suelta a una escritura que no había desarrollado a fondo: ‘Dido’ retuerce el lenguaje, -dice la escritora-. La poesía no es el modo habitual que tenemos de expresarnos, pero ésta quiere causar extrañeza y obligar al lector a sentir y a pensar. Lo escribí bajo la premisa porque nos tensa el amor, pensamos el lenguaje. Es decir, he contado una historia de amor muy radical, una experiencia límite que requiere una expresión límite también”.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*