En busca del espacio perdido de Umbral

Umbral en 1992 / De Elisa Cabot - https://www.flickr.com/photos/76540627@N03/7459742160/, CC BY-SA 2.0

Pregunto si todas las crónicas-artículos que Umbral construyó sobre Madrid y los que la habitan en forma de columnas se podría unir como una obra-narrativa-novela… 

Pregunto y me pregunto, si María España, esposa y musa de Francisco Alejandro Urrutia, Umbral (1932-2007), uniese en un solo libro, en varias partes, todos esos artículos-columnas-crónicas que durante varias lustros fue publicando de y en Madrid y de sus paisajes y paisanajes y paisanos, residentes y habitantes, podría formarse-construirse una obra-edificio-rascacielos que fuese comparable a la Busca del tiempo perdido de Proust. Ahora, que esta obra inmemorial cumple cien años, junto con el Ulises de Joyce

Me pregunto y pregunto si se hiciese esta edificación cultural, que pienso de vivir-existir-respirar Umbral, le sería enormemente agradable, porque el artículo podría ser novela-narrativa-ficción, cada columna, expuesta, continuando, los pasos cronológicos de su publicación, en los diarios-vuelos-espacios de los periódicos. Solo es cuestión, que este invento-descubrimiento-invención se ponga en funcionamiento. 

Pregunto después, de muchos meses, de intentar ver-percibir-comprender la película-documental sobre Umbral, titulada Anatomía de un dandy, que pareció se nubló en el horizonte de la realidad. Ya, en estos días-semanas, se ha colocado en el vientre de la televisión, pudiendo ser analizada-sentida-percibida por millones de los que habitan esta Piel de Toro. Por fin, ya la he podido acercarme a ella, en el estómago de Internet en RTVE

Me pregunto, no soy yo, nadie, para juzgar y sentenciar a otro ser humano, en este caso a un literato y columnista, Umbral –como tantos en demasía hacen y rehacen-, pero la experiencia me ha enseñado, que en los grandes prohombres y promujeres de la historia e Historia, hayan cavado el camino de la Naturaleza a través de la ciencia, o la mina de lo humano/humanidad, a través de la Literatura, Artes, Filosofía, Teología, que hay que distinguir entre su producción cultural, las entidades de significados que han descubierto y nos han mostrado, y, por lo general, su vida o biografía o sus escenarios de su sentir-actuar en el mundo –al menos en algunas temáticas-

Pregunto si podría aquí, citar decenas de esos grandes genialidades que la Naturaleza-Sociedad humana ha parido-engendrado-florecido, que uno, modesto sujeto que percibe el mundo, a través también de sus ojos y los de ellos/as, dejan en mucho que desear, -error quizás de muchos, de usted lector también y de yo, escritor también-, su moralidad personal, de su ética que predican –eterno problema del hombre, y también del hombre de Ibería-, no ha sido, a un/mi parecer modesto, suficiente, ese equilibrio-armonía. Pero todo eso, cada uno lo tendrá que juzgar y autojuzgar a la luz del Buen Dios. Yo, no entro en esas cuestiones, aunque desearía que los Derechos Humanos, al menos, fuese el motor de la moral individual de la humanidad y de cada sociedad y colectivo e individuo y de cada escritor y artista y científico y teólogo y filósofo…. 

Pregunto que he redactado en estos años, ya, varios artículos-columnas sobre Umbral, pienso, que cuándo salga ya del purgatorio de los autores-creadores-inventores, que se van entrañando, todos los que pasan la Laguna Estigia, pienso, que renacerá-reflocerá-resucitará literariamente en este mundo, y, Umbral pasará a la historia de la cultura de Europa, como uno de los grandes prosistas y columnistas de la segunda mitad de este terruño nuestro, que nos habita y habitamos, que nos hace y nos deshace, que nos construye y nos quiebra. 

Pregunto que en esta tradición, de al menos dos siglos y pico, que cientos-miles-decenas de miles-cientos de miles de escritores columnistas y columnistas escritores han tachonado de teselas de palabras y literatura, los modos de entender-comprender-sentir-pensar-parir el verbo y la realidad en esta Celtiberia. Ese maridaje-hibridación-coyunda entre las palabras y los hechos y el interior de cada ser escribiente más la recepción de los posibles-potenciales audiencias. En todo ese viaje interior-exterior de significados y palabras y oratorias, pues se incardinan-nacen-revientan palabras con significados, bellos y buenos y verdaderos y verídicos. O, al menos, ese es el ideal, semejante al fija, limpia y da esplendor de la RAE, pero y para todo escritor-intelectual-teórico-creador-autor-inventor-descubridor su ideal, debería ser el de verdad-bondad-belleza

Pregunto que no puedo más, que proponer esta sugerencia de y sobre Umbral, pienso, que si todos esos artículos se mostrasen, como un libro, uno detrás de otro, en el mismo orden de cómo fueron publicados, y, a cada uno se instalase un número, debajo el título del artículo. Uno detrás de otro, como un ejército de palabras, se convertiría ya no solo, en una masa de soldados columnas, sino en un enorme edificio narrativo, que nos contaría una parte importante de este tiempo, emergerían miles de nombres de personas, mitad reales, mitad iluminadas por la imaginación del autor-creador-inventor de estas palabras. 

Afirmo que sería una enorme novela-narrativa, a mi entender, comparable al Ulises de Joyce, a la Busca del Tiempo Perdido de Proust. Llamo a la puerta de Pedro J. y España podrían incentivar este proyecto. Sería una obra maestra mundial que podría atravesar los buques del tiempo y del espacio. Y, pienso, que Umbral de saberlo-conocerlo, esperemos-deseemos, que desde la eternidad, sonreiría y le agradaría –aunque yo sé, que algunos/todos, de los libros en papel o. y discos, que le envié, modestas fotocopias, pero con los depósitos legales, supongo, que en mi caso, esas hojas se convirtieran en submarino en su mar mediterráneo interior de su piscina-. 


Jesús Millán Muñoz – http://www.facebook.com/cuadernossoliloquiosjmm  © jmm caminero (01 febr-09marz22 cr). 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*