El Puerta de Hierro pone en marcha un estudio para prolongar el tiempo de preservación del órgano antes del trasplante pulmonar

Al conservar el órgano a 10ºC en vez de a 0-4 ºC, se logra duplicar el tiempo de isquemia fría, de forma que el órgano puede ser trasplantado hasta 14-16 horas después de su extracción, cuando habitualmente el tiempo máximo de conservación suele ser de 6-8 horas

Profesionales de Transplantes del Hospital Puerta de Hierro Majadahonda

El Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda participa en un ensayo clínico pionero a nivel internacional que estudia la prolongación del tiempo de isquemia fría (el tiempo entre que el órgano se extrae del donante y se implanta en el receptor) de los injertos pulmonares. En concreto, la hipótesis de este ensayo es que conservar los órganos a 10 grados centígrados en lugar de a 0-4 grados centígrados permite duplicar de manera segura el tiempo de isquemia fría, pasando de las 6-8 horas habituales hasta las 14-16 horas.

El estudio, realizado en colaboración con la Universidad de Toronto y la Universidad de Viena, y que recibirá una ayuda de la Fundación Mutua Madrileña, ya ha obtenido sus primeros resultados positivos en una muestra de 70 pacientes procedentes de estos tres centros, de los que ocho provienen del Hospital Puerta de Hierro. Los resultados obtenidos en esta muestra de 70 pacientes son comparables en eficacia y seguridad a los datos conseguidos en una cohorte histórica de pacientes con características similares, y se publicarán en los próximos meses en revistas científicas.

Este estudio tiene su base en varios trabajos preclínicos en modelos animales realizados por un grupo de investigadores de la Universidad de Toronto, que fueron los primeros en incluir a los cinco pacientes iniciales en los que se ensayó el método de preservación a 10ºC con muy buenos resultados.

A nivel asistencial, este aumento permite una mejor selección previa de los pacientes candidatos a un trasplante pulmonar, así como la posibilidad de realizar determinadas pruebas diagnósticas y/o iniciar algún tipo de tratamiento previo para mejorar las posibilidades de éxito del trasplante en cada paciente.

De escenario urgente a procedimiento semiprogramado

Asimismo, este incremento en el tiempo entre la extracción y el implante del órgano permite a los profesionales una mejor organización de sus equipos de trabajo, pasando de un escenario de cirugía urgente a un procedimiento prácticamente semiprogramado. Así, por ejemplo, se podría evitar realizar el trasplante en horario nocturno, ya que el órgano podría aguantar perfectamente hasta la mañana siguiente.

Esta mejor coordinación entre los equipos de profesionales es especialmente importante además en un área de trabajo tan multidisciplinar como es la de los trasplantes, que implica a numerosos servicios e unidades como son Cirugía Torácica, Neumología, Anestesiología y Reanimación, Coordinación de Trasplantes, Anatomía Patológica e Inmunología.

De la misma forma, al mejorar la tolerancia del órgano a la isquemia fría, se aumentaría también el margen de desplazamientos entre un centro hospitalario y otro dentro de la geografía española.

La Fundación Mutua Madrileña reconoce la innovación de esta investigación

La novedad del hallazgo, así como sus implicaciones favorables tanto para el paciente como para los profesionales, han motivado la elección de esta investigación como uno de los proyectos seleccionados por la Fundación Mutua Madrileña para recibir una dotación económica dentro de sus Ayudas a la Investigación en Salud, concretamente dentro de la categoría de “Mejoras en la donación de órganos para trasplante”.

En el Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda, se realizan cada año alrededor de 45-50 trasplantes pulmonares al año, habiendo acumulado ya una experiencia de más de 900 procedimientos desde su puesta en marcha en 1992.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*