Desmantelada en Tenerife una banda de atracadores que se hacían pasar por guardias civiles

Los cuatro detenidos tenían un amplio historial delictivo y actuaban siempre con gran violencia

La Guardia Civil ha desarticulado una banda de atracadores dedicada a robos muy violentos en Tenerife, en los que simulaban ser guardias civiles para ganarse la confianza de las víctimas.

Robo con violencia, detención ilegal, allanamiento de morada y usurpación de funciones públicas son los delitos que se les imputan a los cuatro detenidos y a otros cuatro investigados por estos hechos.

La investigación comenzó a principios de año tras un robo con violencia cometido en una prestigiosa empresa ubicada en el sur de la isla de Tenerife. Los atracadores llegaron a amordazar y golpear a las víctimas para conseguir el botín.

Los detenidos contaban con una gran preparación previa, estudiando al detalle el asalto y, ejecutándolo con sorprendente rapidez. También incorporaban con inmediatez el dinero sustraído en el circuito legal, para lo cual contaban con una estructura estable de colaboradores con los que adquirían todo tipo de bienes.

En un atraco llevado a cabo en la localidad de Abades (Arico), los autores, tras identificarse como guardias civiles, dieron el alto a un trabajador encargado del transporte de dinero en efectivo. La víctima fue maniatada y los ladrones huyeron con el dinero.

Durante las detenciones, los asaltantes intentaron huir y llegaron a atrincherarse en una vivienda ajena.

El dispositivo policial finaliza con la detención de los cuatro autores y la recuperación de 243.000 € en efectivo, correspondiendo a la totalidad de lo sustraído según la entidad afectada.

Esta operación concluye con la investigación de los ocho miembros de la organización -todos ellos residentes en la isla de Tenerife-, la recuperación de la totalidad del dinero sustraído, y la intervención de siete vehículos, así como chalecos identificativos, mascarillas y gorras con anagramas de la Guardia Civil.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Delitos Contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, al amparo del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Güímar, y con la coordinación de la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*