Clientes del sexo de pago pasan a la clandestinidad en Madrid tras la nueva ley del “solo sí es sí”

Hombres y mujeres buscan encuentros mediante la búsqueda de opiniones online para eludir la nueva ley

El efecto de la ley de libertad sexual – comúnmente conocida como ley del ‘solo sí es sí’ – en el sector del sexo de pago es una realidad en Madrid, sin embargo, no en sentido positivo como esperaría el Ejecutivo. La entrada en vigor de la ley impulsada por Irene Montero el pasado 7 de octubre, dejaba a las trabajadoras sexuales sin su principal herramienta de trabajo, la publicidad online. La consecuencia de la primera medida abolicionista por parte del Gobierno ha sido la clandestinidad y todo lo que ello conlleva.

Según la nueva norma impulsada por el Ministerio de Igualdad, “Se considerará ilícita la publicidad que utilice estereotipos de género que fomenten o normalicen las violencias sexuales contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes, así como las que supongan promoción de la prostitución“. La prostitución no es una actividad ilegal en España, sin embargo, el nuevo texto acorrala a las trabajadoras sexuales prohibiéndoles publicitarse.

Casi un mes después de su entrada en vigor, el resultado ha sido el cierre de numerosas páginas de contactos y la transformación de otras, que ya no ofrecen sexo de pago sino “acompañamiento”, “amistad” o Sugar Dating. Para Romy, escort en Madrid, no es más que la “transición hacia la clandestinidad de las prostitutas” y añade que “lo único que está sucediendo es que el trabajo sexual está volviendo a esconderse, lo que ya sabemos que es el campo de cultivo perfecto para la criminalidad, desprotegiéndonos a nosotras y a nuestros clientes”.

Una fórmula para eludir la ley: “Opinión + Número”

En este contexto de inseguridad, al mismo tiempo que aumentan las malas prácticas, también lo hacen las búsquedas de las reseñas u opiniones de usuarios en Madrid. Y es que, también en el sector del sexo de pago, los usuarios dejan su opinión sobre las escort con las que organizan encuentros. Buscar “opiniones” + número de teléfono de la escort parece una acción obligada para quien busca una trabajadora sexual sin riesgo, al poder encontrar información veraz de otros usuarios que, de manera breve y concisa, explican si la escort es real y profesional o, en cambio, es una estafa.

Romy explica que “las opiniones están siendo de vital importancia para mí, porque en esta situación los clientes no se fían y no entienden los anuncios de ‘amistad’ y muchos están siendo estafados. Y en mi caso, se fían y me llaman porque han leído las opiniones que me han escrito diciendo que soy buena profesional y no una estafadora”.

La consecuencia inmediata del nuevo texto está siendo la indefensión y una vuelta a la clandestinidad en la que la información que se encuentra en la red está siendo fundamental para la actividad de las trabajadoras sexuales, así como para proteger a los usuarios. Escribir el número de teléfono en el buscador junto a la palabra ‘opiniones’ da entre los primeros resultados la forma más segura de acceder al sexo de pago.

Basta comprobar la búsqueda para confirmar que la prostitución, lejos de desaparecer tras la iniciativa de la ministra Montero, está a un clic y se puede encontrar de manera segura si se realiza la búsqueda adecuada.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*