10 tips para fomentar la empatía y la solidaridad en la infancia

Raquel González

Con la Navidad  sin duda aumenta la solidaridad y el apoyo a las personas de cualquier parte del mundo que más lo necesitan. Aunque las acciones solidarias deberían estar presentes durante todo el año, muchos estudios, como el realizado por el Instituto de investigación, marketing y opinión pública (IMOP) afirman que los actos solidarios aumentan un 34% durante estas fechas con respecto al resto del año. Ahora bien, ¿a qué se debe esto?

Aunque resulte sorprendente, esto ocurre porque los gestos solidarios por parte de la gente aumentan cuando están más felices. Entonces, en época de navidad, por norma general la gente suele rodearse de las personas más especiales de su vida, de decoraciones bonitas, luces navideñas, ambiente familiar… Factores que potencian esa felicidad. Con ello, aumenta la unión de las personas y, por lo tanto, una fuerte necesidad de ayudar a los demás, ya sea a gente del entorno o, a personas que no conocemos y sabemos que, a través de un gesto o aportando nuestro pequeño grano de arena, podemos ayudarles y conseguir mejorar su vida, de un modo u otro.

De hecho, cabe señalar que España destaca por ser uno de los países más solidarios de todo el mundo. Según la Cruz Roja, España fue el país más solidario durante la crisis causada por la famosa COVID-19, destacando por los grandes donativos de la población y por el gran número de personas que se presentaron voluntarios para ayudar en los centros sanitarios.

¿Por qué es importante entonces fomentar la solidaridad y empatía desde la infancia?

Como bien sabemos, la mayoría de las enseñanzas que adquieren los niños en sus épocas de crecimiento suelen mantenerlas en sus edades adultas. Por ello, si fomentamos la importancia de ser solidarios con el otro, y empáticos, desde que son pequeños, probablemente cuando sean personas adultas presentarán esos valores.

Por ello, hoy hablamos de 10 tips que ayudan a fomentar la solidaridad y empatía en los más pequeños:

  1. Trabajar valores como la amabilidad. Es importante que en el colegio como en casa destaquemos la importancia de ser buenos compañeros en el cole y ser empáticos, intentando pensar en cómo pueden afectar a los demás nuestros comportamientos.
  2. Ver en familia películas que promuevan buenos valores. Hay muchas películas que, a través de historias animadas y entretenidas, nos enseñan la importancia de ayudar y ser buena persona, por eso es importante elegir bien el contenido que verán nuestros hijos.
  3. Fomentar la lectura en familia. Otra alternativa es leer libros en familia, ya que la lectura tiene muchos beneficios pero, además, podemos apostar por libros que contengan historias o fábulas con valores que nos ayuden a fomentar la solidaridad y la empatía en los más pequeños.
  4. Ofrecer tiempo y ayuda a quien lo necesite. No hace falta ayudar de manera económica, es mucho más especial compartir tu tiempo con personas necesitadas. Un ejemplo puede ser ayudar a algún vecino mayor a hacer la compra o cruzar la calle, o cuidar del perro de algún amigo que se queda solo unos días.
  5. Donar ropa. Darle una segunda vida a la ropa es tan importante como satisfactorio y, además, puede ser una actividad muy divertida en familia. Podemos revisar con los peques nuestros armarios para ver qué ropa utilizamos menos o ya no nos viene, después se puede llevar a un punto de recogida para que la aprovechen aquellos que la necesiten.
  6. Donar juguetes. Al igual que con la ropa, también se puede hacer selección de juguetes a los que no damos uso para llevarlos organizaciones que trabajen ayudando a niños con pocos recursos.
  7. Ayudar en bancos de alimentos. La comida es, sin duda, lo que más van a necesitar aquellas personas que estén atravesando una situación complicada o vivan con muy pocos recursos. Para ello, podemos ir con nuestros hijos a hacer una pequeña compra de productos básicos como arroz, leche, aceite, pañales… Para poder llevarlos a algún banco de alimentos, ¡seguro que para ellos también será muy bonito ser partícipes de una acción así!
  8. Trabajar en equipo. Es importante que inculquemos en los más pequeños la importancia de trabajar en equipo: en las tareas del hogar, haciendo planes en familia, practicando algún deporte… Esto les hará aprender valores como el compañerismo, la empatía o la responsabilidad y conseguirá hacer de ellos personas más empáticas y solidarias con su entorno.
  9. El respeto a los animales y la naturaleza son esenciales. Es muy importante que, desde sus primeros años de vida, fomentemos en los niños el respeto por el medio ambiente, el entorno que les rodea y los animales con los que convivimos. Esto hará de ellos que crezcan con valores muy positivos de respeto y solidaridad.
  10. La reflexión para fomentar la empatía. Cuando veamos algún gesto negativo, es importante que les rectifiquemos pero, sobre todo, que les hagamos reflexionar sobre el mismo. Preguntarles el porqué y haciéndoles que se pongan en el lugar del otro para entenderle. Sin duda, la empatía será la clave de todo.

Sin duda, está claro que aunque en la época navideña nos da por aumentar nuestras acciones solidarias, está claro que una educación basada en la solidaridad, la empatía y el respeto por los demás conseguirá que los niños de hoy sean las personas del futuro que merecemos.


Raquel González
Maestra de Infantil y Primaria del Colegio Europeo de Madrid

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*