Sofocado rápidamente un incendio en Valdemorillo de origen supuestamente intencionado

El fuego afectó a una zona en la que ya se venían realizando vertidos de podas y restos vegetales desde hace muchos años y en la que precisamente se trabajaba ahora para su limpieza y acondicionamiento

La rápida intervención de los distintos efectivos, tanto de Policía Local como de las diez dotaciones de Bomberos, voluntarios de Protección Civil y agentes de la Guardia Civil, ha permitido evitar que el fuego declarado ayer en un paraje situado a la altura del kilómetro 19 de la M-600, en una zona donde desde hace más de una década se utiliza para el depósito de vertidos de podas y restos vegetales, no llegara a alcanzar en ningún momento la Dehesa de Valdemorillo.

Y ese hecho, fundamental dado el alto valor ecológico del lugar, mueve al gobierno local a mostrar su agradecimiento en nombre de todo el municipio a todos cuantos han hecho posible “este gran dispositivo”, que incluso sigue activo hasta primera hora de la tarde de este martes, 17 de julio efectuándose las últimas labores destinadas a control y refresco del espacio afectado, donde se ha procedido a echar arena sobre las acumulaciones de vertidos que han resultado pasto de las llamas.

1

Así lo que querido resaltar la alcaldesa, Gema González, quien además de agradecer “esta efectiva y extraordinaria intervención por parte de todos los que la han hecho posible, y señalar también la atención permanente, a pie de terreno del Concejal delegado de Seguridad y Mantenimiento, Luis Entero, así como del resto de miembros del ejecutivo, insiste en apuntar que el incendio se inició simultáneamente en dos focos “lo que hace sospechar seriamente sobre su origen”.

Las oportunas diligencias abiertas por los organismos competentes habrán de determinar ahora las causas del siniestro, si bien la existencia de esos dos focos hace barajar la posible intencionalidad.

Además, se da la circunstancia que la superficie que ardió en la tarde de este lunes estaba siendo objeto en la actualidad de unos trabajos destinados a la total recuperación y limpieza del enclave para la posterior retirada de los citados restos de podas, ramaje y similares y su traslado a las adecuadas plantas de tratamiento.

La alta combustibilidad de este material y su cercanía al encinar que forma la Dehesa fueron, sin embargo, rápida y acertadamente contrarrestados, controlándose desde el principio que el fuego no afectara al arbolado cercano y pudiera propagarse. De ahí que, a falta del resultado de la investigación en curso, ahora cabe incidir en esta felicitación especial a todos los efectivos que lograron evitar “lo que hubiera supuesto un daño para un patrimonio natural como el de nuestro pueblo”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*