¿Cuánto cuesta la retirada de uralita?

Cubiertas de uralita en mal estado

Aunque un importante porcentaje de la uralita utilizada entre los años 50 y 90 del siglo pasado en España en techos y tejados de edificaciones (casas terreras, naves industriales y otras construcciones) ya ha sido retirada, aún queda mucha pendiente de quitar de múltiples estructuras distribuidas por todo el país, tarea que es preciso acometer porque así lo estipula la ley, una vez finalizada la vida útil de estas planchas ondulares, pero sobre todo porque la uralita es un material de construcción que contiene amianto y, por tanto, es un potente agente cancerígeno, causante también de otras enfermedades irreversibles que presentan un alto índice de mortalidad entre quienes las padecen.

La exposición prolongada a dicho mineral conlleva un serio riesgo para la salud debido a que está constituido por fibras flexibles, muy pequeñas y finas, de propiedades cancerígenas, que se desprenden y pueden inhalarse con facilidad cuando la estructura de uralita se deteriora o se manipula y se liberan fibras de amianto al aire. Si la estructura está en buen estado, no habría riesgo.

Otras enfermedades que puede causar el amianto, además de cáncer de pulmón, son mesotelioma, asbestosis, placas pleurales y derrame pleural.

El éxito de la utilización de la uralita en el pasado, cuando se desconocía el daño que puede causar a la salud, responde a que es un material económico, ligero, impermeable y muy fácil de cortar y manejar, siendo en la primera década del 2000, una vez constatada la peligrosidad del citado componente que contiene, cuando empezó a prohibirse su uso en los países más avanzados, prohibiendo absolutamente su utilización la Unión Europea, de hecho, en el año 2005.

Debe tenerse en cuenta además que, aunque la ley obliga a los ciudadanos, entidades y empresas a retirar de sus propiedades la uralita que haya en las mismas una vez concluya su vida útil, calculada en 30 o 35 años aproximadamente en condiciones óptimas, dicha temporalidad se reduce considerablemente en condiciones climatológicas adversas, como las que generan la humedad y el frío.

Por ello es imprescindible evaluar el estado de la uralita y retirarla lo antes posible, aunque la ley aún no obligue a ello, trabajo que deben realizar profesionales expertos porque es necesario y muy importante seguir unos protocolos de seguridad con el fin de evitar intoxicaciones durante el proceso.

El precio de retirar uralita es variable, puede oscilar entre 15 y 30 euros por metro cuadrado de superficie, importe al que habría que sumar gastos de desplazamiento y el coste de los operarios que intervengan, en función del número de ellos. Influye también en el precio la complejidad del trabajo a realizar, pues no es lo mismo quitar uralita de un tejado o de una tubería, por ejemplo, o tener que trabajar en altura, lo que incrementa el grado de dificultad de la labor a llevar a cabo. Por ello es conveniente solicitar un presupuesto previo con el fin de tener de antemano una idea lo más exacta posible del coste total del servicio.

Por tratarse la retirada de uralita de una actividad peligrosa, al ser el material a manipular altamente nocivo para la salud, tal y como se ha reflejado antes, lo más recomendable es ponerse en manos de empresas especialistas y que cuenten con las correspondientes certificaciones de calidad y seguridad, como Madrid Amianto entre ellas, que garantiza la profesionalidad de sus servicios, los cuales presta mediante procesos protocolarios minuciosos y una óptima relación calidad precio.

Lo ideal es actuar con tiempo y con la previsión suficiente, contactando con la empresa autorizada que se elija, para lo cual es posible hacer una consulta a los Registros de Empresas con Riesgo de Amianto elaborados por las Comunidades Autónomas, en los que figuran las empresas con permisos en regla para la retirada del material con total garantía. Además, es posible acceder a subvenciones o ayudas para cambiar o sustituir los elementos de uralita, siempre con ayuda de una empresa especializada y registrada, como la citada anteriormente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*