La importancia de la cirugía plástica y la medicina estética para lograr autoconfianza y un estado anímico y psicológico saludable

Las personas que toman la decisión de someterse a una intervención de cirugía plástica realmente necesitan desde un punto de vista psicológico y emocional llevar a cabo un cambio físico en su rostro y/o en su cuerpo, con el que a la vez están decididos a realizar un cambio en su vida con el que, sin duda, serán más felices.

De hecho, toda persona busca sentirse mejor consigo misma y aumentar su autoconfianza, con la que podrá vivir más plenamente su día a día con sus familiares y amigos, y hasta con sus compañeros de trabajo y/o jefes en su ámbito laboral. Los tratamientos estéticos y la cirugía plástica ayudan a ganar y tener esa confianza personal, ya que la persona se verá y se sentirá mejor ante los otros.

Cuando ven que su físico encaja con los cánones sociales establecidos en lo que respecta a patrones estéticos y de belleza, las personas llegan a superar incluso sus problemas de timidez y se abren a contactar con otras personas, ya que recuperan su capacidad de actuar y con ello mejoran sus relaciones sociales.

Por este motivo la cirugía plástica y la medicina estética ayudan en gran medida a superar los aspectos negativos de una vida que, en lo sucesivo, podrá desarrollarse de manera más natural y de acuerdo con las expectativas soñadas u objetivos planteados.

Las operaciones que llevan a cabo los cirujanos plásticos en Madrid pueden ser faciales o corporales. Entre las primeras destacan las encaminadas a la eliminación de arrugas (ojos, frente y entrecejo), la obtención de pómulos marcados, los estiramientos de mejillas, las correcciones del mentón y de los párpados, el rejuvenecimiento de la frente.

También figuran entre las cirugías faciales más solicitadas las correcciones de orejas, las cirugías de nariz, los liftings de cuello y cara, la eliminación del denominado “código de barras” sobre la boca, la eliminación de las patas de gallo, la consecución o reconstrucción del reborde labial, el aumento del volumen de los labios finos y hasta la corrección de la sonrisa gingival, con la que quedan al descubierto las encías, generando ello un negativo efecto estético.

Quienes acuden a una clínica estética en Madrid buscan también intervenciones corporales, siendo las más comunes las reducciones de abdomen, las reducciones mamarias, los estiramientos de brazos, las liposucciones, el aumento de senos y el levantamiento de los glúteos.

Otra significativa operación de cirugía plástica bastante demandada es la demolipectomía circunferencial, esto es, una cirugía estética de contorno corporal, consistente en la retirada de grasa y piel, la consecución de tensión en la zona abdominal e intervenciones con similares objetivos de eliminación de grasa en la zona de las caderas y paralelamente la obtención de tono muscular en la zona lumbar y los glúteos.

En todas estas intervenciones la medicina o cirugía estética conlleva resultados muy positivos psicológica y emocionalmente para los pacientes, que tras las operaciones se perciben mucho mejor a sí mismos y se sienten mucho mejor que antes. Este grado de satisfacción final implica alcanzar un estado anímico más saludable y una actitud que lleva al paciente a convivir de una forma sana con su nuevo aspecto físico o corporal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*