El microcemento: ¿qué es y por qué utilizarlo?

La decoración del hogar con exclusividad de acabados que ofrezca un ambiente estético, resistente y funcional es posible con un revestimiento como el microcemento, que es uno de los materiales preferidos para las paredes y suelos. Aunado a estas cualidades, su fácil aplicación lo dota de versatilidad para decorar con cualquier tipo de diseño y estilo, desde un toque tradicional hasta lo más moderno y vanguardista.

En MyRevest cuentan con este revestimiento decorativo artesanal con propiedades de alta resistencia y flexibilidad, que puede ser pigmentado acorde a las preferencias del cliente. Pero, ¿qué es el microcemento, para qué se emplea y cuáles son sus ventajas?

¿Qué es el microcemento?

El microcemento es un material compuesto por cemento, resinas líquidas a base de agua, polímeros, aditivos, áridos de grano pequeño y pigmentos minerales. Es el resultado de la combinación de estos elementos, que proporciona un revestimiento uniforme versátil que se aplica como una pasta en distintas superficies.

Existen diferentes clases de texturas y colores del microcemento, que varían de acuerdo a los acabados que se quieran llevar a cabo en la decoración del hogar. Se distinguen principalmente en función de la rigurosidad (tamaño de los áridos), lo cual abarca:

  • Texturas finas sin irregularidades a la vista, ideal para las paredes.
  • Texturas medias con mejor resistencia para los pavimentos de interior.
  • Texturas gruesas con propiedades antideslizantes en pavimentos exteriores.
  • Texturas para revestimientos específicos como piscinas con resistencia de productos químicos.

El microcemento también se puede encontrar en distintos acabados. Su amplio abanico de posibilidades lo convierte en un material adaptable a cualquier tipo de reformas, con acabados en brillo, mate y satinado.

¿Cuál es su utilidad?

Gracias a la variedad de texturas, acabados y colores que brinda el microcemento tanto en interiores como exteriores, se trata de un producto destinado principalmente a la decoración de paredes y suelos. Aunque también es utilizado en techos, mobiliarios y elementos decorativos como platos de ducha, encimera, lavabos y otras superficies.

La verdad es que el microcemento es capaz de revestir toda clase de superficies, independientemente de su material. De forma habitual, es utilizado en las siguientes áreas:

  • superficies;
  • baños;
  • cocinas;
  • muebles;
  • jardines;
  • escaleras;
  • exteriores;

La colocación del microcemento no amerita de obras ruidosas, molestas o que perduran por muchas veces. Por el contrario, los especialistas en microcemento necesitan de 3 a 5 días para realizar la obra, depende de los metros de la vivienda.

Tipos de microcemento

Antes de colocar microcemento es importante conocer los diferentes tipos de microcemento para elegir el más conveniente, según las características de la superficie original y el estilo con el que se quiera decorar. Entre ellos están los siguientes:

Microcemento tradicional

El microfino (microcemento tradicional) es un material similar al estuco que se emplea para revestir suelos y paredes, pero en lugares de poco tránsito como los interiores de las viviendas. El acabado es liso, sin porosidad ni rigurosidad.

Microhormigón

Otro tipo de microcemento es el microhormigón que es utilizado comúnmente en los pavimentos de tránsito medio y alto, por ejemplo, los locales o centros comerciales. La apariencia es texturizada con alta resistencia.

Microstone

El microstone es una especie de microcemento que funciona a la perfección en espacios exteriores. Se caracteriza por ser antideslizante, con aspecto rústico, por lo que es recomendable para el revestimiento de patios, terrazas, piscinas, etc.

Aquaciment

Con el microcemento Aquaciment se pueden revestir las piscinas, fuentes y estanques con facilidad y de manera óptima. Está diseñado para superficies con agua debido a su resistencia al cloro y sales minerales.

Ventajas de aplicar el microcemento

El microcemento es un material que garantiza muchas ventajas en los espacios domésticos, empresariales, industriales y comerciales; algunas son más predominantes que otras porque satisfacen una necesidad específica. Una de ellas es que prolonga la vida útil y resistencia de las paredes y suelos, lo cual es determinante al momento de invertir en una reforma. Las ventajas de aplicar el microcemento son:

Superficies continuas

Este material elimina las juntas que aparecen en las baldosas o cerámica, por ejemplo, dejando un acabado liso con superficies continuas y sensación de amplitud. Esto hace que sea más fácil de limpiarlo y mantenerlo porque no se aloja la suciedad en estas separaciones.

Grosor mínimo

Con respecto a otros materiales, el grosor del microcemento es entre 2 y 3 mm que permite aplicarlo sin rebajar puertas ni afectar la estructura del espacio. A menor grosor, mayor es su resistencia. Lo ideal es que se aplique la capa más fina posible para evitar que aparezcan grietas.

Ideal para decorar

Como el microcemento es un material flexible, se puede adaptar sobre todas las superficies. Se aplica sobre el material existente, excepto en el parquet, siendo una opción perfecta para las reformas y decorar el hogar.

Acabados brillantes

Los acabados del microcemento son liso y rústico, aunque la percepción visual puede ser mate, satinado o brillante. El satinado es el más popular porque refleja la luz del material con un brillo sedoso y tenue.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*